Kiosco El Periódico Extremadura

El Periódico Extremadura

65.000 extremeños están pendientes de una actualización de sus salarios

Hay 21 convenios autonómicos o provinciales en negociación, mientras el IPC se instala en las dos cifras. La revisión salarial enfrenta a patronal y sindicatos y las subidas medias pactadas rondan el 2,5%

Un camarero prepara las mesas de la terraza de un local de hostelería. María José López

El 2022 ya se presentaba intenso para la negociación colectiva y la escalada del Índice del Precios al Consumo (IPC) desde el pasado mes de marzo no ha hecho más que añadir combustible al diálogo, y apalancar aún más las posturas enfrentadas de patronal y sindicatos. De los 37 convenios regionales o provinciales que hay la región tocaba renovar este año 31 y de ellos solo diez han conseguido sellar el acuerdo hasta el momento. La principal consecuencia es que hay al menos 65.000 extremeños que están pendientes de una actualización de sus salarios que, si bien no llega a cubrir el encarecimiento del coste de la vida sí permitiría afrontarlo con más recursos. Entre los que están tramitando la renovación, están el convenio colectivo del transporte sanitario y el de aguas potables y residuales, ambos autonómicos; y otros nueve de ámbito provincial pendientes en cada provincia, según los datos de los sindicatos. 

Las posturas no están igualmente enconadas en todos los casos. En líneas generales, la distancia entre las partes estriba en que los representantes de los trabajadores pretenden que la actualización de los salarios contemplen subidas parciales (también con efecto retroactivo en algunos casos), y cláusulas de revisión salarial que permitan que a final de año se equilibre la balanza entre lo que perciben los trabajadores y lo que se ha incrementado la inflación. Mientras los empresarios se resisten a ceder en esas las subidas si son con efecto retroactivo (hay convenios pendiente de negociar por el parón de la pandemia) y rechazan las revisiones porque no ven asumible la subidas que plantea la escalada actual del IPC. No hay bloqueo, hay mesas que avanzan, pero también posiciones muy enconadas en algunas negociaciones como la del sector de la hostelería de la provincia de Badajoz. 

«Tenemos tarea por delante y el año se presenta complicado si nos plantean subidas del 0%»

Alberto Franco - CCOO

decoration

«Tenemos mucha tarea por delante y el año se presenta complicado, porque los empresarios de esta región siguen ganando dinero, repercuten las subidas en sus productos y sin embargo plantean subidas salariales del 0% en casos como el convenio de la hostelería de la provincia de Badajoz. Les pedimos sensatez», denuncia Alberto Franco, secretario de Acción Sindical de CCOO. Señala que desde la crisis económica de 2008 los trabajadores no vuelto a recuperar poder adquisitivo y que ahora «con el IPC en dos dígitos, no podemos volver a asumirlo los mismos porque los empresarios se nieguen a firmar subidas».

Para la patronal «no hay gran conflicto más allá de la tensión que están generando los índices de inflación». «Se están intentando sacar los convenios adelante», dice Francisco Javier Peinado, secretario general de la Creex. No está facilitando tampoco la labor, como él mismo reconoce, que no se firmara el acuerdo estatal para la negociación colectiva que crea el paraguas para los convenios sectoriales. 

«La revisión salarial es esencial porque sin ella un buen convenio puede acabar siendo malo»

Francisco Morcillo - UGT

decoration

Hay cuestiones al margen de las retribuciones que también están obstaculizando algunas revisiones de los convenios, como los nuevos planes de igualdad; pero en el contexto actual, son las subidas salariales y más aún las garantías salariales las que están dilatando muchas mesas de diálogo. «Es un año importante de renovación de convenios y está siendo muy complicado porque la patronal se cierra a la revisión salarial», dice también Francisco Morcillo, secretario de Política Institucional de UGT Extremadura. 

Subidas ligadas a productividad

La patronal se muestra muy crítica con la posibilidad de que se indexen subidas al IPC. «Sí estamos de acuerdo en que se vinculen a la productividad, pero no al IPC; y el Banco de España ya esta advirtiendo de que esas subidas pueden suponer un problema a partir del segundo trimestre de 2023, cuando está previsto que se amortigüe ya le IPC», argumenta Peinado. Y lo mismo con la retroactividad, que cuestiona porque las empresas «no tienen interiorizado en sus costes esos incrementos», sostiene. 

Los datos que trasladan los sindicatos de las subidas salariales que han conseguido introducir en los convenios que se han firmado hasta le momento se quedan muy lejos de las cifras que marca ahora el IPC. La media pactada en los casos de los convenios de sector es del 2,8% y se queda en el 1,87% en los convenios de empresa. La diferencia se debe a que la capacidad de negociación en el caso de las empresas es menor que en los convenios que representan a todo un sector. Ambas están muy alejadas del incremento del 3,5% que se planteaban para este año en UGT.

«No estamos de acuerdo en subidas con retroactividad o ligadas al IPC, pero sí a la productividad»

Francisco Javier Peinado - Creex

decoration

En este contexto, la revisión salarial no se contempla en muchas negociaciones y en otras están consiguiendo introducirla aunque con un horizonte mayor; «que en lugar de que se vea a finales de este año, se plantee la revisión salarial en el 2025», insiste Morcillo. El argumento que defienden las dos organizaciones sindicales es que una buena actualización salarial en un convenio puede convertirse en mala si el IPC se dispara.

Por otro lado, de los 31 convenios que estaban pendientes de actualizar este año se han llegado a rubricar una decena, entre ellos el convenio del campo, tras llegar a una huelga en el sector. También los de derivados del cemento de la provincia de Cáceres y de Badajoz; las industrias de la madera y las industrias siderometalúrgicas de la provincia de Badajoz; o los de hostelería o la limpieza de edificios de la provincia de Cáceres.

Compartir el artículo

stats