Un centenar de docentes de la enseñanza concertada se podrán acoger a la jubilación parcial en Extremadura, una medida que irá acompañada de la contratación de profesorado para cubrir la reducción de la jornada. La consejera de Educación y Empleo, Esther Gutiérrez, ha presidido este viernes la Mesa de la Enseñanza Concertada, que se ha reunido en Mérida.

En ella, la Junta de Extremadura ha aprobado la posibilidad de que el profesorado de al menos de 62 años y dos meses, con un mínimo de cotización de 35 años y seis meses de la enseñanza concertada que lo solicite se pueda acoger a la jubilación parcial anticipada.

Esta medida se podrá aplicar a alrededor de un centenar de docentes que cumplen los requisitos en la región, ha informado el Ejecutivo regional en un comunicado.

Además, permitirá la contratación de nuevos docentes, mediante contratos de relevo, para cubrir la jornada reducida del profesorado que opte por la jubilación parcial anticipada.

Esta medida será de aplicación ya durante el primer trimestre de 2023.

Para ello, el proyecto de Ley de Presupuestos Generales de Extremadura cuenta con una partida de 400.000 euros para llevarla a efecto.

El proyecto de Presupuestos Generales de Extremadura cuenta con una partida de 400.000 euros para llevarla a efecto

La posibilidad de jubilación parcial anticipada para el profesorado de la concertada incide en la mejora de las condiciones laborales del colectivo de docentes que imparten clase en los centros educativos concertados de la región y es una antigua reivindicación de este profesorado que, por primera vez, será de aplicación en Extremadura, ha indicado la Junta.

Además, ha dicho que se trata de una mejora que incide en la equiparación de las condiciones de este profesorado con el colectivo docente de la enseñanza pública.

El profesorado mayor de 55 años de los centros públicos ha recuperado este curso también la posibilidad de reducir su jornada lectiva.

En la Mesa de la Enseñanza Concertada, la consejera ha explicado también que, en la nómina del mes de noviembre, las personas docentes de esta enseñanza han cobrado ya el incremento salarial del 1,5 por ciento, tanto la liquidación como los abonos desde el pasado 1 de enero de 2022.

Se trata de una medida contemplada en la Ley de Presupuestos Generales del Estado para el 2022, de la que se han beneficiado unos 2.400 docentes en Extremadura.

Además, la Administración regional y las organizaciones patronales y sindicales de la enseñanza concertada han acordado mantener y reforzar los complementos retributivos de carácter autonómico para este profesorado, que se van a incrementar un 3,5 por ciento.

Es decir, el mismo porcentaje de los módulos estatales.