El 95,6% de los extremeños tendría el certificado covid si se volviera a requerir para viajar, al contar con la pauta completa de vacunación exigida para su expedición. De momento los españoles no tienen limitaciones para acceder a ningún país del mundo, pero estas restricciones covid sí que han vuelto a ser protagonistas con el repunte de casos graves en China. En junio España levantó todas las limitaciones impuestas por la pandemia a los viajeros procedentes de la UE y la zona Schengen, ya llegaran por tierra, mar o aire. Y en octubre lo extendió a los turistas de todo el mundo. De tal forma que desde entonces, para entrar en territorio español, no se requería mostrar una prueba de vacunación ni de recuperación (haber pasado la enfermedad) o un test negativo.

Ha durado solo unos meses porque, ante la nueva oleada de coronavirus en China, el Ministerio de Sanidad vuelve de nuevo a pedir a las personas que pisen suelo español procedentes de vuelos directos con el gigante asiático (no afecta a los chinos que accedan desde terceros países) un certificado de vacunación completa o, en su caso, una prueba negativa. Es lo que se denomina como certificado covid. Y, en el caso de que se volviera a requerir a los españoles para viajar, casi la totalidad de los extremeños lo obtendría sin problemas, ya que el 95,6% tiene ya las dos primeras dosis de la vacuna, lo que se conoce como vacunación completa y que es la que se exige para expedir ese documento.

En total hay en la región 954.115 personas inmunizadas con estos dos primeros pinchazos. Y solo el 1,77% de los que se pusieron la primera dosis no cuenta con esta segunda, según los datos del último informe de vacunación que cada semana realiza el Ministerio de Sanidad y que se corresponden a la semana pasada. El porcentaje de Extremadura está por encima de la media del conjunto nacional, donde el 92,9% de la población tiene también esta pauta completa de vacunación.

La población pediátrica

También cuentan con esta pauta completa los niños. Según estos datos hay en estos momentos 53.079 menores de entre 5 (edad desde la que se pueden inmunizar) y 12 años vacunados, un 67,5%. Extremadura se sitúa en este caso como la segunda región con más población pediátrica protegida, solo por detrás de Galicia, con el 71,8% de los niños con dos dosis puestas.

En la región además casi un 72% de la población en edad de inmunizarse cuenta también con la primera dosis de recuerdo (el tercer pinchazo). Cada vez son más los que acceden a completar su protección, pero es cierto que la cobertura de la tercera y la cuarta dosis es bastante menor que la de las dos primeras. En el caso del tercer pinchazo el grupo de edad con más vacunados es el de 60 a 69 años, donde la tienen 128.679 personas (el 96,81%), siendo la quinta comunidad con más protegidos en esta franja. Le siguen los mayores de 70, con 156.508 personas con esta tercera dosis (el 90,21%). En cambio en este caso Extremadura es la cuarta región con menos cobertura en este grupo, solo por delante de Murcia (88,99%), Melilla (84,64%) y La Rioja (82,86%).

Además esta tercera dosis la tiene también el 84,92% de los de 50 a 59 años, el 74,36% de los de 40 a 49 y el 64,87% de los de 30 a 39 años. En este último caso además Extremadura es la tercera con más inmunizados, solo por detrás de Galicia (78,23%) y Ceuta (68,13%). De 20 a 29 solo tiene esta primera dosis de recuerdo el 55,57%, aunque aquí la extremeña está asimismo a la cabeza, solo por detrás también de Galicia (75,48%) y Ceuta (57,19%). Entre los menores de 20 solo se la ha puesto el 36,28%.

Avanza también la cuarta dosis, que ya llega casi al 60% de cobertura, cuando hace dos meses no alcanzaba el 40%. En este caso el grupo con más vacunados es también el de mayores de 80 años, con 52.473 personas con esta segunda dosis de recuerdo, el 70%. Le siguen los de 70 a 79 años, donde 56.359 personas han decidido ponérsela, el 62,14%. Y los de 60 a 69 años, con 59.461 personas con esta cuarta dosis, el 45,5%. Este cuarto pinchazo ya está aprobado también para los menores de 60 años y en Extremadura se administra desde finales de diciembre, aunque de momento ni el Ministerio de Sanidad ni la Consejería recogen datos de los vacunados. 

Vergeles advierte de un repunte tras la Navidad

El vicepresidente segundo y consejero de Sanidad y Servicios Sociales, José María Vergeles, advirtió ayer de un posible repunte de las infecciones respiratorias agudas, y en particular del coronavirus, tras las fiestas de Navidad. Lo que podría conllevar, incidió, un aumento también de los ingresos. «No es debido a nuevas variantes, es debido a la mayor interacción social en las fiestas y al clima», justificó el titular de Sanidad a través de su cuenta de Twitter. Por eso insistió de nuevo en la importancia de la vacunación: «La vacunación contra el covid está abierta para menores de 60 años hace ya unas semanas, insisto en la necesidad de completar la vacunación. Es muy importante. La vacunación depende de cada uno, la vigilancia epidemiológica estrecha ya la hacemos», apuntó.

Vergeles también recordó que España está llevando a cabo un control para conocer las nuevas variantes presentes en el territorio nacional, tanto la americana como las que puedan llegar desde China, con el objetivo de prevenir las posibles situaciones que se puedan dar. Sobre todo teniendo en cuenta el importante repunte de casos graves y de fallecimientos que está sufriendo el país asiático. Entre estas variantes se encuentra la denominada ‘Kraken’, que ya circula también en España, aunque por el momento los casos detectados no presentan síntomas de gravedad ni han requerido de un ingreso hospitalario.


Qué saber del certificado covid

¿Qué datos contiene?

Las vacunas recibidas (dosis y fabricante), prueba diagnóstica y certificado de haber pasado la enfermedad y estar recuperado.

¿Qué países lo exigen?

De momento España e Italia lo requieren para los pasajeros que lleguen en vuelos directos desde China, aunque la UE recomienda que lo hagan todos.

¿Quién lo expide?

El certificado de vacunación lo facilita el estado miembro de la UE donde se haya administrado la vacuna y debe actualizarse después de cada dosis. El de la prueba diagnóstica, el país donde se haya realizado; y el de recuperación, el estado donde esté la persona recuperada.