Renfe ha transportado esta Semana Santa a más de 53.000 viajeros en los trenes de Larga y Media Distancia de Extremadura, desde el pasado 31 de marzo hasta el 11 de abril, cifra que supera ampliamente el número de billetes vendidos en 2019, antes de la pandemia.

Durante este período se ha incrementado en un 82,62% el número de viajeros con respecto a la Semana Santa de 2019, cuando 29.000 personas utilizaron los servicios de Renfe en esta comunidad autónoma.

Asimismo, el incremento respecto al mismo periodo ha sido de un 74,83% de viajeros más en 2023, según datos publicados este jueves por la compañía ferroviaria.

Renfe ha destacado que los trenes de Larga Distancia de la compañía, Alvia e Intercity, que unen Madrid con las principales ciudades extremeñas no registraron incidencias durante estos días, por lo que la puntualidad de los cuatro servicios diarios que prestan, dos por sentido, fue del cien por cien.

El tren con mayor demanda durante estas fechas ha sido el Alvia 194, que realiza el trayecto Madrid-Badajoz con salida a las 16.17 horas de la estación Chamartín-Clara Campoamor, y que ha superado el 96% de ocupación, lo que significa que ha ido prácticamente lleno todos los días.

En general, los trenes de servicios comerciales y los de servicio público han superado el 90% de ocupación, 92% servicios comerciales -Alvia e Intercity-, y 90% servicio público.

De los 53.013 viajeros que han utilizado el tren en Semana Santa en Extremadura: 46.819 se corresponden a servicios públicos, y 6.194 a servicios comerciales.