pulso al ejecutivo regional

Vox lleva a la Asamblea de Extremadura una propuesta para implantar el ‘pin parental’

Otorga veto a la familia en las actividades relacionadas con la educación «afectivo sexual o ideológica»

La formación anunció hace unos días la intención de llevar el control parental a sus gobiernos regionales

Guardiola y Pelayo durante la firma del placto de gobierno.

Guardiola y Pelayo durante la firma del placto de gobierno. / EL PERIÓDICO

 El grupo parlamentario de Vox en la Asamblea de Extremadura ha registrado este martes una propuesta de impulso con tres puntos, cuyo desarrollo implicaría imponer el ‘pin parental’ en las aulas extremeñas. En un documento, que circulaba por las redes sociales y han confirmado fuentes de Vox activa el procedimiento que anunció hace unos días el secretario general de Vox, Ignacio Garriga, para "garantizar el derecho de los padres a educar libremente a sus hijos" o "retirar los contenidos que afecten a la inocencia de los menores", según dijo.

Con eso como base, el partido de extrema derecha y socio de gobierno del ejecutivo de María Guardiola, solicita a la Asamblea que inste a la Junta a «garantizar el conocimiento previo y la aceptación de los padres de cualquier contenido afectivo-sexual o ideológico que puedan recibir sus hijos en el aula», según consta en el último punto del escrito. 

El grupo solicita también en su propuesta que la Junta asuma «el compromiso inequívoco a respetar el derecho de los padres a elegir libremente la educación de sus hijos y de garantizar de ese modo el currículo 27 de la constitución española». 

Revisar currículos

Además pide «revisar los currículos educativos y adoptar las medidas necesarias para promover la inmediata retirada de los libros de texto y material educativo que contenga cualquier tipo de adoctrinamiento o contenido potencialmente dañino que pueda afectar a la inocencia de los menores».

Hay que recordar que el punto 32 del pacto de gobierno entre PP y Vox en Extremadura habla de «garantizar la neutralidad ideológica» y «garantizar el derecho de los padres a que sus hijos reciban la formación que esté de acuerdo con sus convicciones», lo que en la práctica implica implantar el ‘pin parental’. A lo que incluye ese acuerdo, Vox añade en esta propuesta el veto parental a todo lo relacionado con la educación afectivo-sexual. 

La presidenta de la Junta de Extremadura, María Guardiola, negó el pasado jueves en el pleno de la Asamblea que su acuerdo de gobierno con Vox incluya el ‘pin parental’ y defendió «una Extremadura feminista que combata la violencia machista». También la secretaria general de Igualdad, Ara Sánchez, defendió en una entrevista en este diario la necesidad de abordar «la educación afectivo-sexual» en las aulas.