avances en el corredor

10 empresas optan al estudio de viabilidad del tren Ruta de la Plata

Esa licitación es el primer paso para poder poner en marcha la futura vía

Hasta 2026 no se sabrá si es posible la reapertura y cuál sería el trazado para hacerlo

Uno de los trenes híbridos que circulan por Extremadura.

Uno de los trenes híbridos que circulan por Extremadura. / El Periódico

Avanzan los trámites que determinarán si se pone de nuevo en marcha la conexión ferroviaria entre Plasencia y León, y con qué trazado. Diez empresas optan a realizar el estudio de viabilidad que se tendrá en cuenta para adoptar esa decisión, que sacó a licitación el Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana (Mitma) el pasado mes de septiembre. Se trata de las consultoras de ingeniería Aecom Spain DCS; la UTE Antea Iberolatam-Teirlog; Fulcrum planificación, análisis y proyecto; Intecsa-Inarsa; Ingeniería Especializada Obra Civil e Industrial; la UTE Proes Consultores- Deloitte Consulting; Pointec; Técnica y Proyectod, Tecopy y la UTE Spain Apia, AIE Multicriteri, MCRIT.

La Dirección General de Planificación y Evaluación de la Red Ferroviaria del Mitma ha admitido las diez propuestas que se han recibido en la sesión que se celebró el pasado 25 de octubre, y ha remitido a los técnicos la documentación aportada por las empresas para evaluarla y decidir sobre la mejor oferta. La empresa seleccionada será la encargada de redactar el estudio de viabilidad de la conexión ferroviaria entre Plasencia y Astorga (en León), con el que se pretende reactivar este corredor ferroviario de 340 kilómetros, cerrado casi en su totalidad desde hace 39 años. Es un paso importante, porque activa el proyecto, pero no es definitivo porque lo que se plantea es que se analice en ese estudio no solo las posibles alternativas de trazado, sino también si es rentable económicamente y socialmente devolver el tráfico ferroviario a esa línea, cerrada casi en su totalidad desde hace casi 39 años.

Horizonte de 2050

El corredor del tren Ruta de la Plata pertenece a la Red Global de la red transeuropea y eso es lo que motiva que se estudie la posibilidad de recuperar la para «materializar ese corredor» en el horizonte de 2050. 

La previsión con la que se trabaja para su posible reapertura es la de una línea mixta, apta para el tráfico de viajeros y de mercancías, que toma como punto de partida la antigua línea ferroviaria entre Plasencia y Astorga (en León), aunque no se usará todo el trazado, sino que se creará «un nuevo eje ferroviario transversal, que conecte con la red ferroviaria existente y ya planificada», como la línea de alta velocidad Madrid-Extremadura o la Zamora-La Coruña. 

En los pliegos se pide además tener en cuenta las posibles conexiones con las terminales de mercancías y las plataformas logísticas existentes o planificadas, como posibles generadoras de tráficos de mercancías en ese corredor. Además, aunque las alternativas de trazado se ciñen a esa línea, sí se solicita a la adjudicataria, que tenga en cuenta los posibles tráficos de todo el oeste peninsular, con el fin de captar el de otros corredores, como el Madrid-Cádiz-Huelva, el Madrid-Salamanca-frontera portuguesa o el Madrid-Galicia Asturias.