comisión de agricultura, ganadería y desarrollo sostenible

261 localidades siguen sin depurar sus aguas residuales en Extremadura

La Junta y las dos diputaciones van a renovar esta semana los protocolos de 2019 para seguir cuatro años más con las actuaciones para construir 268 depuradoras

Desde 2019 se han ejecutado siete proyectos y hay otras 26 instalaciones en fase de ejecución. El resto siguen con la tramitación para iniciar la obra

Un momento de la Comisión de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Sostenible en la sesión de este lunes.

Un momento de la Comisión de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Sostenible en la sesión de este lunes. / ASAMBLEA.EX

Hay 261 localidades en Extremadura que siguen sin depurar sus aguas residuales. El problema viene de largo y de hecho en 2019 se firmó un acuerdo entre la Junta de Extremadura y las diputaciones de Badajoz y Cáceres para poner soluciones a un problema que estaba acarreando sanciones millonarias de Europa a España por incumplir la normativa relacionada con el vertido de las aguas residuales de forma generalizada en el territorio. A través de esos acuerdos, la Junta y las diputaciones se comprometieron a construir 268 depuradoras en otras tantas localidades, de las que hasta el momento se han ejecutado únicamente siete, según los datos que ha dado a conocer este lunes el secretario general de Desarrollo Sostenible, Coordinación y Planificación Hídrica, Víctor del Moral. Hay otras 261 en distintas fases de tramitación dentro del conocido como 'Plan Depura', que se ha analizado este lunes en la Comisión de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Sostenible a través de una pregunta del diputado del PSOE, Alfonso Beltrán. El objetivo del plan es cerrar el mapa de las aguas residuales en la región con instalaciones en las localidades más pequeñas, que son las que siguen realizando sus vertidos de aguas negras sin ningún tipo de tratamiento previo.

"No podemos trasladar un mensaje de tranquilidad porque queda mucho por hacer", ha señalado Del Moral en su intervención. Ha anunciado también que esta semana se van a renovar los protocolos con las dos diputaciones a través de sendas adendas, con el fin de seguir avanzando en los trabajos en las mismas condiciones de los primeros acuerdos que se rubricaron en 2019 en materia de saneamiento básico para la mejora y dotación de depuradoras de aguas residuales. "Esperemos que los resultados sean ahora mejor que los que hemos tenido hasta ahora, por la problemática que va a acarrear de la pérdida de fondos FEDER", señaló el secretario general. Cifró en 28 millones los fondos que habrá que devolver por las 11 depuradoras de las que no se ha iniciado la ejecución de las obras. 

La Junta asume los proyectos de las localidades de más de 1.500 habitantes, mientras que las diputaciones gestionan los de municipios de menor tamaño

Aunque los acuerdos se renovarán con las mismas condiciones que tenían, Del Moral criticó que esos protocolos no son más que "una declaración de voluntades", mediante los que se determina qué administración se ocupa de cada tarea, sin comprometer plazos y fondos. Ese mismo procedimiento es, en todo caso, el que también se mantendrá: la Junta asume los proyectos de las localidades de más de 1.500 habitantes y las diputaciones las de aquellos municipios que no llegan a ese volumen de población. Los acuerdos servirán de paraguas para seguir con las actuaciones programadas en el acuerdo anterior, sin ejecutar de forma mayoritaria. De las 261 depuradoras que se comprometieron a través de las distintas administraciones solo hay siete en funcionamiento.

Únicamente se han terminado las obras de seis depuradoras

Según los datos de la Junta de Extremadura, la Administración regional debía construir 57 depuradoras: 30 en la provincia de Badajoz y 27 en Cáceres, pero tras cuatro años únicamente se han terminado de ejecutar seis, todas en la provincia de Cáceres. En la provincia de Badajoz, hay 11 en ejecución ("la mayoría, iniciándose ahora", según ha recalcado); siete más están en fase de contratación y de las otras 12 se están redactando los proyectos. En Cáceres, de las 27 que tenía que ejecutar la Junta hay seis finalizadas; seis más en ejecución (también iniciándose las obras ahora); cinco en contratación y el resto (10) en fase de redacción de proyectos. 

En cuanto a las actuaciones que dependían de las diputaciones, solo se ha terminado una de las 211 previstas, según Del Moral. La Diputación de Badajoz asumió los proyectos de 97 pueblos de menos de 1.500 habitantes y ha finalizado uno de ellos hasta el momento. Hay ocho más en ejecución, 13 en fase de contratación y de otros seis se está redactando el proyecto. 

"En Cáceres el compromiso se ha incumplido al cien por cien", ha dicho el secretario general. De las 120 previstas no se ha terminado ninguna, y está únicamente en ejecución una de ellas, la de Aldea del Cano. Tampoco hay ninguna en licitación en este caso, según ha incidido. 

El diputado del PSOE, Alfonso Beltrán, diputado de Medio Ambiente y vicepresidente del consorcio Más Medio en la Diputación de Cáceres en la pasada legislatura, defendió que el trabajo que se había hecho en los primeros cuatro años de los protocolos "no ha sido visible porque coincidía con una etapa de estudios técnicos, informes y proyectos" y valoró de forma positiva que se siga manteniendo ahora la coordinación entre las tres administraciones para solventar el problema. "Es un problema grave porque la mayoría de los municipios de menos de 5.000 habitantes no depuran sus aguas residuales. El problema ha sido la financiación y hay que hacer el esfuerzo de llegar a la financiación en los municipios más pequeños", según ha reclamado. Ha planteado que se estudie la posibilidad de recurrir a la financiación público-privada en esas inversiones para acelerar la ejecución de los proyectos.