MEDIDA INCLUIDA EN LA REFORMA DE LA LEY DEL ABORTO

Solo una mujer ha pedido la baja por regla dolorosa en Extremadura desde junio

Tuvo una duración de dos días y fue solicitada en el área de salud de Cáceres

La medida se puso en marcha hace seis meses; son más de 900 bajas en todo el país

Una mujer con dolores de la menstruación.

Una mujer con dolores de la menstruación. / EL PERIÓDICO

Solo una extremeña ha solicitado la baja médica por una menstruación dolorosa desde el pasado 1 de junio, cuando se puso en marcha por primera vez esta medida en España. Es el caso de una mujer perteneciente al área de salud de Cáceres, cuya incapacidad temporal tuvo una duración de dos días, según informan desde la Consejería de Salud y Servicios Sociales. 

En el conjunto nacional, hasta el momento, el total de bajas por regla dolorosa tramitadas es de más de 900 en toda España, indican fuentes del Ministerio de Inclusión y Seguridad Social a este diario. Son mujeres que sufren por lo general una gran hemorragia, calambres, dolores agudos... pero que pueden llegar a ser tan fuertes que provocan también otros síntomas como jaquecas, dolores musculares o cólicos, entre otros, y pueden impedir desarrollar una vida normal.

La posibilidad de que estas mujeres puedan solicitar una baja específica por esta razón se ofrece desde el pasado 1 de junio, cuando entró en vigor la reforma de la Ley de salud sexual y reproductiva y de la interrupción voluntaria del embarazo (conocida como ley del aborto), en la que se incluyó este tipo de bajas.

La normativa establece que se trata de una incapacidad temporal especial de contingencias comunes y no incluye un número mínimo o máximo de días que durará la incapacidad temporal, sino que cada facultativo en base a la información y los síntomas que tenga la mujer será el que determine la duración de la misma. 

En el parte médico esta baja se refleja como dismenorrea secundaria (menstruación incapacitante), que en la mayoría de las ocasiones va ligado a enfermedades como la endometriosis, los quites ováricos, los miomas o patologías pélvicas, entre otras. Y esto es un obstáculo para obtener este tipo de baja médica, ya que según la Asociación Estatal de Afectadas por la Endometriosis, es necesarios tener un diagnóstico de endometriosis o de cualquier otra patología que cause dismenorrea para poder acogerse a esta baja. El colectivo denuncia que existe mucho infradiagnóstico generalizado de este tipo de patologías, de ahí que este la cifra de beneficiarias sea muy residual especialmente en Extremadura.