intervención en el club siglo xxi

Guardiola cifra en 10.533 millones la deuda que el Estado tiene con Extremadura

La presidenta reclama "justicia" al Gobierno de Pedro Sánchez, que en su opinión solo atiende a "chantajes y privilegios" de los independentistas

Anuncia que previsiblemente se reunirá con el consejero de Infraestructuras, Óscar Puente, en la primera semana de febrero

La presidenta de la Junta, María Guardiola, este jueves en Madrid.

La presidenta de la Junta, María Guardiola, este jueves en Madrid. / Efe

La presidenta de la Junta de Extremadura, María Guardiola, ha cifrado en 10.533 millones de euros la "deuda histórica" que el Estado tiene con la región para que pueda converger con el resto de territorios, por lo que ha reclamado "justicia" al Gobierno de Pedro Sánchez, que en su opinión solo atiende a "chantajes y privilegios" de sus socios independentistas. "Yo estoy deseando que me llame para hablar, pero intuyo que la da vergüenza mirarnos a los ojos", ha dicho. "Ha llegado el momento" de que el Estado "salde su deuda" y deje de invertir en los territorios con mayor riqueza "en detrimento" de regiones como Extremadura.

En su intervención este jueves en un desayuno-coloquio organizado por el Club Siglo XXI en Madrid, la jefa del Ejecutivo autonómico ha denunciado que el Estado de bienestar "no está llegando a todos por igual" y que sostenerlo "no tiene el mismo coste" para todas las comunidades autónomas, por lo que se requiere pasar "obligatoriamente" por una reforma de la financiación autonómica negociada "multilateralmente" con todos los territorios. "Esa debería ser una prioridad del Gobierno, garantizar un servicio básico a todos los españoles, vivan donde vivan", ha reivindicado.

Según ha explicado, la cuantía de 10.533 millones de euros de deuda es el resultado de un análisis responsable y exhaustivo relacionado con el Fondo de Compensación Interterritorial, las Inversiones Complementarias del Estado y la Inversión Territorializada. Tras describir las características geográficas y demográficas de Extremadura, ha advertido del "alto coste" que suponen para la prestación de servicios públicos básicos. "Este elevado coste debe reflejarse en el sistema de financiación autonómica de manera adecuada", ha enfatizado.

Garantizada la suficiencia de recursos, es necesario que el Estado cumpla con los artículos 131 y 138 de la Constitución, que impone el deber de armonizar el desarrollo regional de manera justa e igual. "En el cumplimiento de esta obligación, desempeñan un papel principal el fondo de compensación y la inversión estatal", ha indicado. "Ese fondo se fue incrementando desde su creación, pero desde 2008 sufrió una drástica caída. Tomando como referencia el importe de ese ejercicio, exigimos lo que hemos dejado de percibir, 910 millones de euros", ha detallado.

En cuanto a la inversión del Estado en Extremadura, la presidenta ha informado de que en el Estatuto de Autonomía hay una Disposición Adicional que fija criterios para las inversiones por el cual el Estado debe compensar con un 1% del PIB de la región para acelerar su proceso de convergencia con el resto de territorios. "Según esto, las inversiones complementarias mínimas que deberían haberse realizado los últimos siete años, se cifran en 1.406 millones de euros", ha sostenido.

En esta línea, Guardiola ha reclamado una inversión territorializada equitativa. "Mi gobierno ha llevado a cabo un estudio sobre cómo se ha distribuido la inversión real desde el ejercicio 1998, que es el año del que tenemos los primeros datos disponibles, hasta 2023", ha apuntado. Cálculos que vienen a demostrar, a su juicio, que el Estado invertido en Extremadura por debajo de la media en los últimos 25 años. "Y en base a este hecho, exigimos que se compense esa caída de las inversiones por un importe de 8.216 millones de euros", ha apostillado.

Ejes de la agenda ALMA

Por otra parte, la presidenta ha recordado que Extremadura presentó el pasado 18 de diciembre la Agenda para el Liderazgo, la Modernización y el Avance de Extremadura (ALMA), que pretende "situar a Extremadura en el lugar que merece" y tiene sus ejes "en la industria, la transformación digital, el desarrollo sostenible, la cultura y, por supuesto, en las infraestructuras y las comunicaciones". Ha hecho hincapié en que en estas dos últimas materias "nadie puede negar que el camino recorrido por los extremeños ha sido una travesía de agravios".

"Durante décadas hemos recibido promesas de todos los gobiernos sobre inversiones que nunca se materializaron. Y mientras Extremadura se inmuniza ante las promesas sin cumplir, observamos cómo el esfuerzo inversor para nuevas infraestructuras sí se ha mantenido a lo largo de los años en otras regiones", ha lamentado. Guardiola quiere presentarle esta agenda al Gobierno de España y a sus ministros con la intención de colaborar y convertir a la comunidad en una tierra "llena de potencialidad y llena de proyectos".

Reunión con Puente en febrero

Por otra parte, Guardiola también ha criticado la "condescendencia" y los bostezos con las que el Gobierno nacional mira a Extremadura cada vez que denuncia el déficit "histórico" que sufre en materia de infraestructuras y comunicaciones. Con quien sí ha reconocido que va a reunirse es con el ministro de Transportes, Óscar Puente, quizás en la primera semana de febrero.

En ese contexto, se ha referido al tren de Extremadura. "Nuestra región es la región con peor conexión ferroviaria de toda España. El impulso a la alta velocidad entre Extremadura y Madrid es fundamental, pero consideramos también prioritarias otras conexiones ferroviarias como la reapertura del Tren Ruta de la Plata, para favorecer el desarrollo industrial, combatir la despoblación y conectar el norte y el sur peninsular a través de Extremadura", ha remarcado.

En concreto, a Puente le ha pedido que no retrase la construcción del corredor ferroviario Plasencia-León y no comprometa unos fondos europeos destinados a esta infraestructura. Se ha referido a un estudio de viabilidad aprobado por el ministro el miércoles, que retrasaría 24 meses una decisión que se debe tomar en abril de este año.

Para la presidenta autonómica, la región puede ser una gran opción para los inversores y el Gobierno va a aprovechar todo el potencial y los recursos para ponerlos al servicio de quienes quieran asociarse a la comunidad en su despegue industrial. "El sol, el agua, el litio, el suelo industrial disponible, los bajos costes de producción y la colaboración institucional son nuestros grandes avales", ha destacado.