DETALLES DE LA UNIVERSIDAD INTERNACIONAL PARA EL DESARROLLO, PROMOVIDA POR Global Academic Network, la red de la que forma parte itae

La primera universidad privada de Extremadura ofertará diez grados: Ingeniería de videojuegos, Enfermería...

Son cinco carreras de ciencias sociales, tres sanitarias y dos ingenierías. Todas se impartirán de forma presencial y online

También ofrecerá siete másteres y dos doctorados. El campus está previsto en la ciudad de Badajoz

El informe negativo del ministerio no frena el proyecto, pero debe ser ratificado en la Junta y finalmente en la Asamblea

Dos alumnas universitarias en una imagen de archivo.

Dos alumnas universitarias en una imagen de archivo. / EL PERIÓDICO

La primera universidad privada que quiere instalarse en Extremadura continúa su tramitación, pero acaba de encontrarse una piedra en el camino: un informe negativo del Ministerio de Ciencia, Innovación y Universidades, que aunque no es vinculante ni frena el proyecto, sí podría retrasarlo. «Casi que lo esperábamos, porque la inmensa mayoría de los informes que emite la Secretaria General de Universidades son negativos; lo que no parece razonable es que el proyecto lleve más de 13 meses en el ministerio. No tiene ningún tipo de justificación». Lo asegura el portavoz de la iniciativa, un extremeño vinculado al sector educativo y empresarial que, de momento, prefiere no hacer pública su identidad, pero que pide celeridad a las autoridades regionales para perfilar conjuntamente el proyecto y poder cumplir las previsiones iniciales: abrir sus puertas en el curso 2025-2026. «Dependerá mucho de la gestión administrativa».

La decisión final sobre la iniciativa está en manos extremeñas. Si la Junta da su visto bueno final, debe llevar el anteproyecto de ley de creación de esta universidad a la Asamblea para su votación, porque es el Parlamento el que tiene la última palabra para autorizar o rechazar este primer campus privado que se ubicaría en Badajoz. «Pero haremos actividades de extensión universitario en toda la región».

El proyecto está promovido por la Sociedad Uninde, integrada en Global Academic Network, una red educativa que tiene doce instituciones de educación superior en varios países, entre ellos Portugal, Chile, Paraguay o Estados Unidos, y al que también pertenece la escuela de negocios ITAE Business School de Badajoz. Lleva por nombre Universidad Internacional para el Desarrollo, aunque aspira a ser conocida como la Universidad Internacional de Extremadura. Y aunque la demora puede hacer variar algunos planes recogidos en la memoria inicial en tramitación, lo que no va a cambiar es su filosofía: una universidad «diferente», que apuesta por la internacionalización («permitirá iniciar una carrera en Badajoz y terminarla en Florida, por ejemplo») y que no quiere competir con la Universidad de Extremadura (UEx): «venimos a cooperar». 

Entre sus atractivos principales está su oferta, compuesta por diez grados (lo mínimo que estipula la ley para una nueva universidad), siete másteres y dos doctorados, que incluyen títulos muy específicos, novedosos y con una alta demanda laboral. En concreto, las diez carreras que ofrecerá se centran en tres de las cinco áreas de conocimiento (como también exige la normativa) y destaca especialmente el grado de Ingeniería de los Videojuegos, una titulación que según el portavoz «es la tarjeta de visita de lo que quiere ser esta universidad, algo que hasta ahora no existe. Es una apuesta arriesgada en cuanto a la inversión que hay que acometer para poner en marcha una ingeniería de estas características, pero tiene una alta demanda de empleo y un nivel de desarrollo tecnológico a futuro impresionante». Dentro de esta área de conocimiento se incluye también el grado de Ingeniería Informática especializada en ciberseguridad y Business Analytics

En el campo de Ciencias de la Salud, por su parte, se impartirán Psicología, Enfermería y Fisioterapia, los tres únicos grados coincidentes de la UEx. «En este caso todo el mundo entenderá que se están yendo los extremeños porque las notas de corte aquí son altísimas. Y el coste de salir fuera será similar a quedarse en nuestra universidad. Salvo estas, nosotros tenemos una oferta tremendamente diferencial», subraya el portavoz. 

Por último, en el área de Ciencias Sociales y Jurídicas se ofertarán otros cinco grados: Negocios y Relaciones Económicas Internacionales; Emprendimiento y Negocios Digitales; Marketing Digital; Finanzas y Control de Gestión; y, por último, un grado de Diseño Digital y de Producto.  

Presencial, online e híbrido

Toda la formación se ofrecerá de forma presencial -«somos firmes defensores de la presencialidad», aunque se podrá realizar un porcentaje establecido de forma online, en lo que sería un modelo híbrido. No obstante, los diez grados también se ofertarán en formato exclusivamente telemático. En el caso de los posgrados, todos se impartirán de manera online salvo un título: el Máster en Gestión de Empresas Agroalimentarias. «Es la única formación del mundo agro porque entendemos que la UEx ya tiene una oferta muy extensa en este ámbito».

Además de la oferta, los promotores también detallan en la memoria dos espacios seleccionados en los que se ubicaría el nuevo campus universitario. «Lo hemos tenido que dividir en dos espacios porque encontrar en Badajoz 3.000 metros disponibles no es fácil». Así que, como solución provisional tienen previsto ocupar un edificio del centro de Badajoz destinado a los títulos de Ciencias Sociales y otra instalación en el extrarradio de la ciudad para el resto. La previsión es que entre personal docente y de administración y servicios se creen entre 150 y 200 empleos.

 El promotor recuerda que el proyecto se registró en la Junta en septiembre de 2022, contando ya con el «apoyo» tanto del anterior presidente de la Junta, Guillermo Fernández Vara como de la entonces líder popular, María Guardiola, hoy presidenta de la región. Ese registro se acompañó de la memoria que da cuenta de la oferta, la inversión, las infraestructuras... «Y es de una excelencia educativa y académica espectacular», señala, por eso lamenta el informe negativo. 

En los primeros cinco meses, la iniciativa superó los trámites necesarios: obtuvo el respaldo de la Dirección General de Política Universitaria, de la abogacía de la Junta y salió a consulta pública el anteproyecto de ley de reconocimiento de esta universidad «sin ningún tipo de observación». Tras esos pasos fue enviado al Ministerio de Universidades (es obligatorio), donde se está encontrando más trabas. «No sabemos el porqué de ese informe negativo, en octubre nos manifestaron sus dudas y presentamos aclaraciones a todo lo que les inquietaba. El proyecto es excelente, en la memoria ha participado gente muy relevante y cuenta con toda la solvencia de un grupo educativo internacional, que nadie lo dude. Por eso esperamos obtener el respaldo de la Junta y de todos los grupos de la Asamblea».

De momento, todavía tiene que pasar por la Conferencia General de Política Universitaria, cuya decisión tampoco es vinculante, antes de volver a Extremadura, donde se decidirá si finalmente se abre la puerta a la primera universidad privada. 

Un segundo proyecto sigue en marcha y la Europea no confirma

El Ministerio de Ciencia, Innovación y Universidades tiene un segundo proyecto de universidad privada en Extremadura en tramitación. Se trata de una iniciativa impulsada por Grupo Planeta de Agostini Formación y Universidad que lleva por nombre Universidad Abierta de Extremadura, que en principio se plantea como enseñanza telemática. Desde que se conocen estas dos iniciativas, suena una tercera promovida por la Universidad Europea que, de momento, rechaza hacer declaraciones al respecto.