Coger un taxi para desplazarse sale barato en la ciudad. Según el estudio que ha elaborado la organización de consumidores Facua comparando los precios de este servicio de transporte público en 56 ciudades españolas, Mérida ocupa el décimo puesto en el grupo de las más baratas, que está encabezado por Las Palmas de Gran Canaria. El análisis de las tarifas en los nueve recorridos considerados (carrera mínima o trayecto de un kilómetro, trayecto de cinco y de 10 kilómetros, tanto en horario diurno, nocturno como en el nocturno de fin de semana) arroja que las diferencias entre las urbes llegan a alcanzar el 125%.

Cabe destacar que de las 56 ciudades analizadas, apenas 16 han modificado sus tarifas en 2021 con respecto a las del pasado año y entre ellas no se encuentra Mérida, ya que se han mantenido los precios. Según lo recogido en el informe, una carrera mínima diurna en la ciudad cuesta 3,14 euros y 4,62 si es nocturna, mientras que la media nacional se sitúa en 3,67 y 4,74 euros, respectivamente.

Tomando en consideración los datos a nivel regional, indicar que si bien Mérida ocupa la posición número 46 del ranking elaborado por la organización, con una puntuación global de 29 puntos que son resultado del análisis de los precios en los nueve recorridos simulados en cada ciudad, Badajoz se sitúa en el puesto 39 (38 puntos) y Cáceres en el 32 (44 puntos). 

Por otra parte, el estudio de Facua concluye que el precio medio por kilómetro o tiempo de espera equivalente en el servicio de taxi de las 56 ciudades analizadas es de 0,94 euros durante el día (un 0,4% más que en 2020) y 1,16 durante la noche (un 0,3% más que en 2020). El kilómetro recorrido en la ciudad en horario diurno cuesta 0,90 euros, próximo al precio medio a nivel nacional (0,94 euros). Entre otras cuestiones, el informe apunta que la bajada de bandera es el precio que cuesta parar un taxi solo para utilizar sus servicios, que en el caso emeritense sería de 1,59 euros.