Kiosco

El Periódico Extremadura

Camino de Santiago

Pancaliente vuelve a su apogeo

550 peregrinos de todo el mundo han pasado por el albergue de Mérida desde que volvió abrir sus puertas tras el covid, en febrero. Los huéspedes afirman que «este lugar tiene algo especial» respecto a los otros

Junto al río Guadiana. El albergue de peregrinos de Pancaliente. EL PERIÓDICO

El albergue de Pancaliente ha recibido a 550 peregrinos del Camino de Santiago desde que abrió sus puertas en febrero, después de dos años cerrado por la pandemia. Esta última semana ha acogido a nueve viajeros españoles, franceses y alemanes. «Teniendo en cuenta que los últimos meses ha bajado el número de personas por el calor, es un buen dato», comenta Javier Gallego, hospitalario del albergue.

Cuenta Luis María González, presidente de la Asociación de Amigos del Camino de Santiago de Mérida, que el albergue de peregrinos es un edificio histórico y con muchos condicionantes arquitectónicos, por lo que no puede disponer de más espacio para aumentarlo. «Se trata de una L», afirma, «donde en un lado se encuentra el dormitorio con 16 literas y una enfermería». En el caso de que no hubiese algún peregrino enfermo, se podrían ocupar esas dos camas para otro peregrino si hiciera falta. 

Continúa diciendo que «también disponemos de dos aseos, uno para hombre y otro para mujer, cada uno con ducha, lavabo y su correspondiente sanitario, además de una pequeña cocina donde hay frigorífico, microondas, fuego para cocinar y un pequeño lavadero con lavadora y secadora». Recalca que «está situado en un sitio inmejorable, porque está en pleno parque del Guadiana, con césped y con sombras y el lugar donde pasean los emeritenses y además muy céntrico». Afirma que «los peregrinos no buscan lujos», por lo que «está bastante bien».

«Pequeño pero acogedor, con una ubicación inmejorable», afirma un peregrino

decoration

Oliver Martín Dostert es un joven peregrino de 21 años que se hospedaba en el albergue de Mérida Pancaliente, el pasado miércoles 27. Cuenta que comenzó el camino en Córdoba, su ciudad natal, el 25 de julio. Con un total de 120 kilómetros recorridos, Dostert había llegado a Mérida la misma mañana del miércoles para hospedarse en el albergue de Pancaliente. Afirma que era su «primera vez en Mérida» y que tenía pesando «hacer turismo por esta interesante ciudad». Dice que el albergue es «pequeño pero acogedor y la ubicación inmejorable». Destaca que en algunos de los otros albergues que había estado, «no tenían ventiladores y eran muchos más calurosos». 

Al igual que Martín muchos otros peregrinos que han pasado por este albergue se han ido con «ganas de volver». Así es como lo recoge el libro de firmas de Pancaliente. Con numerosos recuerdos, este libro recoge firmas de ciento personas de diferentes sitios del mundo. De hecho, Gallego afirma que se hospedan la misma cantidad de extranjeros que de españoles aproximadamente. «De los extranjeros la mayoría de los que visitan esta estancia suelen ser alemanes, seguidos de franceses e italianos». A Gallego le sorprende la visita que tuvo hace poco de un chino procedente de Taiwán, «es de los casos más raros», menciona.

Habitación con literas EL PERIODICO

Javier se ocupa de tener las instalaciones «a punto», limpieza y desinfección del albergue, tomar datos al peregrino y sellar credenciales. Por otro lado, aporta atención médica e información sobre la ruta y sobre Mérida. Cuenta que le encanta estar de voluntario para «ayudar y conocer a gente», además de ponerse «al día con los idiomas».

Desde los años 90

La Asociación de Amigos del Camino de Santiago se fundó en los años 90 años: fue pionera en Extremadura y de las primeras de España. Se inauguró cuando empezó el movimiento jacobeo a tomar auge, con el objetivo de fomentar la peregrinación a la tumba del apóstol Santiago, además de fomentarla también a los restos mártir de la Santa Eulalia. 

Los 50 miembros que componen esta asociación se dedican a preservar el Camino de Santiago, tanto en lo que respecta a su recorrido como a la señalización y conservación. Para ellos es esencial estar en contacto con otras asociaciones, especialmente Extremadura y Andalucía, por lo que suelen hacer acto de presencia en los innumerables eventos jacobeos que se organizan. «En el próximo mes de octubre, tendrá lugar en Mérida un evento muy importante entre asociaciones del camino de Santiago, del camino Mozárabe y de la vía de la plata, donde acudirán todos los presidentes de las demás asociaciones», afirma Gallego.

Compartir el artículo

stats