La obra se representará en el Teatro Romano los días 18 y 19 de julio

La apoteósica 'Shakespeare en Roma' llega a Mérida desde Galicia

• Coriolano, Julio César, Antonio y Cleopatra y Tito Andrónico forman la peculiar propuesta

• Cuenta con un reparto de ocho actores interpretando a 47 personajes y cuatro direcciones distintas

Asistentes a la presentación de 'Shakespeare en Roma', en Mérida

Asistentes a la presentación de 'Shakespeare en Roma', en Mérida / Festival de Teatro Clásico de Mérida

C. L.

Si se piensa en teatro el nombre que se viene a la mente, detrás de Mérida, es William Shakespeare. El dramaturgo escribió algunas de las obras más célebres de la historia. Y no por menos El Festival de Teatro Clásico de Mérida acoge el 18 y 19 de julio ‘Shakespeare en Roma’, una pieza que engloba en una cuatro tragedias que el autor ambientó en el Imperio Romano: Coriolano, Julio César, Antonio y Cleopatra y Tito Andrónico

La obra es una producción del Centro Dramático Galego, cuyo director, Fran Núñez, ha presentado este lunes en rueda de prensa junto a dos de los directores, Sara Rey y Quico Cadaval, y dos actores, Rebeca Montero y Toni Salgado, esta original función. El director del Festival, Jesús Cimarro, y el delegado de Cultura del Ayuntamiento de Mérida, Antonio Vélez, los han acompañado en el Consorcio de Santa Clara. 

Este próximo estreno condensará cuatro tragedias shakesperianas en de dos horas y 20 minutos con 8 actores interpretando a 47 personajes, sin pausas ni recortes, en un espectáculo inédito y singular. El director de la productora, ha puesto el foco en la utilidad de las obras de Shakespeare para «hablar de las luchas humanas, del presente, de la lucha por el poder» y ha destacado «el trabajo de orfebrería» al que se ha enfrentado todo el equipo para coordinar todo el proceso creativo.  

Sara Rey, quien dirige Antonio y Cleopatra, ha manifestado «su alegría» de estar en Mérida y ha definido su pieza como la obra que mejor explica las contradicciones humanas de Shakespeare. «Es una constante duda sobre qué pesa más, si el poder político o el poder de las relaciones humanas», ha dicho. 

El otro director presente, Quido Cadaval, ha denominado su Tito Andrónico como un espectáculo rock «que empieza muy fuerte, muy rítmico», que después se torna en una balada «una fiesta de sensibilidades» y que, finalmente, culmina con «lo obsceno y lo que no se puede mostrar» del punk. 

Por otro lado, la actriz Rebeca Montero ha expresado «la magia que es estar en Mérida” y ha pedido al público que «aunque no hay ningún actor famoso que sea cabeza de cartel nadie se quede sin verlo». Además, ha explicado que esta obra, en la que los actores cambiarán de personaje sin cortes ni pausas, ha supuesto un gran reto. «Para los directores esto es rock ‘n’ roll, para nosotros es una etapa del tour de Francia, de las duras, duras», ha expresado la actriz. 

En este sentido, Toni Salgado, que interpreta a Coriolano y a Marco Antonio, ha subrayado las palabras de sus compañeros y, de forma bromista, ha manifestado que «esperamos sobrevivir, no romper ninguna columna, no tropezar con muebles…»

Además, en esta propuesta también se puede encontrar la presencia de Ucrania, puesto que la dramaturgia de ‘Coriolano’ es obra Volodymyr Snegurchenko, exiliado actualmente en Portugal.  

Por su parte, Jesús Cimarro ha puesto en valor la capacidad de «síntesis» de la obra y ha declarado para un aficionado al teatro «es uno de los textos que más va a gustar y entusiasmar». En ese sentido, ha insistido en la visión del Festival de Mérida de aceptar en su programación obras «eclécticas, completas y que atraigan a todo tipo de públicos», como es ‘Shakespeare en Roma’. 

Antonio Vélez ha dado la bienvenida al Centro Dramático Galego y ha alabado «la potencia de esas cuatro obras en una sola, cada una aportando su visión de lo que es Shakespeare». Finalmente, con un toque bromista, ha «presionado» a los allí reunidos sobre las «elevadas» expectativas que tiene la propuesta y ha animado a todo el mundo a presenciar esta obra «de gran nivel»