i jornadas extremeñas de humanización en cuidados críticos

Objetivo en Mérida: hacer de la UCI un lugar más humano

El Teatro María Luisa acogerá el 16 y 17 de noviembre un foro para todos los públicos

Trata de abordar a los pacientes de una manera integral y no sólo desde el punto de vista clínico

Un momento de la presentación de las jornadas, este pasado miércoles, en Mérida.

Un momento de la presentación de las jornadas, este pasado miércoles, en Mérida. / El Periódico

Mérida acogerá el 16 y 17 de noviembre las I Jornadas Extremeñas de Humanización en Cuidados Críticos, en las que se reflexionará sobre cómo mejorar la calidad de la atención en situaciones delicadas y hacer que la UCI del hospital emeritense sea un lugar más humano para atender a los pacientes ingresados.

El foro, que se celebrará en el Teatro María Luisa, fue presentado el pasado miércoles por el jefe del Servicio de Medicina Intensiva del hospital emeritense, Miguel Benítez, el gerente del Área de Salud de Mérida, Jesús Gallo, y el alcalde de la ciudad, Antonio Rodríguez Osuna.

Este evento representa una oportunidad para la comunidad médica, pues "la humanización en cuidados críticos es un camino hacia una atención más compasiva y efectiva, y estas jornadas son un paso muy importante en esa dirección", subrayó Miguel Benítez.

Según manifestó, la crisis de la covid ha supuesto un "cambio trascendental en muchas cosas", pues lo estudios determinaban que las UCI debían ser sitios "restrictivos", en cuanto a las relaciones y libertad del paciente con, por ejemplo, la visita de familiares.

Sin embargo, indicó, durante la pandemia suplieron "condicionantes anímicos y sanitarios" que, además del paciente, necesitaban los propios médicos, algo que comenzó hace "muchos años", pues ya tenían el convencimiento de que las cosas podían realizarse de "otra manera".

Las jornadas se estructuran en seis mesas en las que participarán pacientes de UCI y familiares de pacientes, además de médicos, científicos y distintos profesionales. El programa científico de las jornadas es "impresionante", según dijo , y que actúa "en beneficio" de los pacientes, las familias y los propios trabajadores, que sufren "carga de estrés laboral" desde su trabajo en la pandemia, que obligó a muchos profesionales a cambiar de destino. Incluye además una conferencia magistral a cargo del exjefe de servicio de la UCI , Marcelo Pérez.

Para el jefe del servicio de UCI en Mérida, la actividad no ha nacido con la intención de ser "flor de un día", pues trabajan desde el "corazón" y no son "fríos técnicos" que aplican máquinas y se olvidan de los pacientes.

Por su parte, Rodríguez Osuna destacó la implicación del personal sanitario en "lo sentimental" más allá de lo estrictamente laboral y resaltó el "contacto diario" y el "permanente aliento". La excelente calidad del personal sanitario y del hospital de la capital regional son también patrimonio de Mérida.