DECLARACIÓN DE LA UNESCO

Mérida cumple 30 años como Patrimonio de la Humanidad

La capital extremeña celebra su cumpleaños mundial como una ciudad que atrapa al turista por su historia, acogedora y llena de vida

Mérida es historia. Que la capital extremeña es un lugar que atrapa no es ningún misterio. Ahí están, sin ir más lejos, los numerosos rankings que la sitúan como uno de los destinos más bonitos de España. Es milenaria, acogedora, tiene mucha vida… Este 11 de diciembre del 2023 se cumplen tres décadas de la declaración de la ciudad como Patrimonio de la Humanidad por la Unesco. Fue una decisión que cambió la historia de Mérida, su percepción y su conservación.

De Emérita Augusta para la humanidad. En pleno apogeo del Imperio Romano, en el siglo I d.C, con dominios que se extendían desde Roma al Reino Unido, Portugal, Siria y Egipto, Mérida se convirtió en la capital de Hispania y en una de las más destacadas del Imperio. Su vida y su clase social pudiente y culta hicieron de ella un importante centro político, económico y artístico de la Antigua Roma.

Si hay un lugar que atrae al turista, al paseante, al vecino o a cualquiera que pise la localidad es, sin duda alguna, el Teatro Romano. Y es que la ciudad vibra y gira alrededor de este monumento en el que se levanta cátedra a la cultura en su máxima expresión. Y es aquí donde se detiene el tiempo con sus columnas, sus gradas… La gente se queda embobada observándolo con detalle y fotografiándolo.

Al salir y en sus alrededores se vislumbra la esencia de Mérida en el que cada paso es un hallazgo: el Templo de Diana, la Casa del Anfiteatro, Museo Nacional de Arte Romano, la Alcazaba, el Acueducto de los Milagros…

Sí, también hay que destacarlo, claro, no puede pasar desapercibido. Hay que perderse por sus bares y restaurantes, donde el pestorejo merece fama universal. Y aunque los establecimientos del centro suelen ser los más concurridos, igualmente en otros barrios emeritenses hay locales muy interesantes.