obituario

Isabel Mijares. In memoriam

Isabel Mijares.

Isabel Mijares. / EL PERIÓDICO

Enrique De Araba

Como le ocurre a todo el mundo, a lo largo de nuestra vida, hay ocasiones que nos encontramos con personas que se cruzan en nuestra vida, y sin quererlo ni pretenderlo, trazan un nuevo rumbo en nuestro camino.

Una persona que se cruzó en mi vida ha sido Isabel Mijares y Garcia-Pelayo.

Ha sido embajadora plenipotenciaria de Extremadura y de España. Hija de un militar leonés y de madre extremeña, María Isabel Mijares nació en una familia de ocho hermanos, pasó la infancia en su ciudad natal, Mérida, donde cursó bachillerato y Magisterio.

Años más tarde, en 1959 se trasladó a Madrid para estudiar Químicas en la Universidad Complutense.

Posteriormente, en 1967 consiguió una beca del gobierno francés para estudiar en el Instituto de Enología de la Universidad de Burdeos, donde se licenció como enóloga.

Durante estos años colaboró con el célebre Émile Peynaud, padre de la enología moderna, en las especialidades de dirección de bodegas, instalación de nuevas plantas, envejecimiento de vinos y muy especialmente en análisis sensorial.

Gracias a otra beca de la Fundación Juan March volvió a Burdeos para realizar el doctorado en enología bajo la dirección de Peynaud.

Ya en 1970 obtuvo el Diploma Nacional de Degustación de Vinos del Instituto de Enología de Burdeos.

De vuelta a España, fue la primera enóloga en estar al frente de una bodega, en mi tierra, en concreto en Palacio de Arganza, en Villafranca del Bierzo.

Fue secretaria general de la Unión Internacional de Enólogos y, en 1982, se convirtió en la primera mujer que presidió una Denominación de Origen del vino, la Denominación de Origen Valdepeñas (1982-1987), así como jefa de proyectos en Naciones Unidas de asesoramiento a los gobiernos sobre prácticas vitivinícolas.

Viajó por distintos países de Hispanoamérica y también de Europa, jalonando su trayectoria profesional con distintos premios y reconocimientos internacionales, siendo considerada siempre la “mejor enóloga del mundo”, aunque su humildad y generosidad, siempre comentaba, ser una exageración dicho reconocimiento.

Fundó la sociedad Equipo TEAM (Técnicas Enológicas y Alimentarías Mijares) junto a José Antonio Sáez, empresa que iría adquiriendo gran importancia en el sector.

Desde el primer el inicio de su trayectoria profesional, la actividad de Isabel ha sido muy amplia, donde ocupó todo tipo de puestos de responsabilidad e influencia en el sector del vino mundial: fundación de empresas, dirección de denominaciones de origen, cursos, conferencias, miembro de jurados de concursos internacionales, y un larguísimo etcétera.

Su importantísima labor profesional, y su calidad humana nos llevó a coincidir y unirnos en el tiempo y en este proyecto común, con la creación de una nueva sociedad NOISAP, empresa y proyecto que creamos con el objetivo único de un proyecto de divulgación dentro del sector del vino, dar a conocer las excelencias de esta bebida y para poder unir a distintos sectores de la economía, en favor de este sector. Seguiremos adelante con su proyecto póstumo: El libro de los 100 vinos, de España

Isabel, enóloga, doctora en químicas, formadora, divulgadora y escritora, esta extremeña se la ha reconocido siempre como una de las personalidades más influyentes del sector del vino en el ámbito mundial.

Isabel empezó su trayectoria en los años 60 cuando, tras concluir la licenciatura en Químicas, obtuvo una beca del gobierno francés para estudiar en el Instituto de Enología de la Universidad de Burdeos.

Desde su inicio en su trayectoria profesional, no ha dejado de especializarse más y más en el mundo del vino, manteniendo siempre una estrecha relación con Francia, donde ha sido vicepresidenta de la Asociación de mujeres directivas Franco - españolas Mujeres AVENIR.

Entre muchos otros, e imposible de aglutinar, Isabel ha recibido en su vida numerosos premios y reconocimientos donde destacaría:

1979. Ganadora del Concurso Internacional de Cata en París.

1981. Ganadora del Concurso Internacional de Cata en Turín.

1986. Commandeur, otorgado por la Commanderie des Vins de Bordeaux

1986. Sillón Santa Teresa y académica de número de la Real Academia Española de Gastronomía.

1988. Hija Adoptiva de la Ciudad de Valdepeñas, de cuya denominación de origen fue presidenta.

1990. Premio Víctor de la Serna a la mejor promoción del vino español, concedido por la Real Academia Española de Gastronomía.

1990. Premio Conquistadores en Badajoz.

1991. Commandeur de la Commanderie de Beau Temps de Bordeaux.

1992. Dama del Miajón de Los Castúos, de Almendralejo.

1994. Presidenta del Club de Mujeres Charter 100 fundado en EE. UU., delegación España.

1995. Medalla al Mérito Agrícola del gobierno francés en el grado de Chevalier.

1997. Profesor Honorario por la ciudad Juan Agustín Maza, de Mendoza (Argentina).

1998. Viticultora de Honor por el Gobierno de Bento Gonzalves (Brasil).

1998. Viticultora de Honor por el Gobierno de Uruguay.

1999. Miembro Honorario por la Cofradía del Mérito Vitivinícola de Chile.

2001. Medalla de Oro al Mérito Vitivinícola otorgado por la Federación Española de Enólogos.

2002. Medalla del mérito vinícola del Club de la Unión de Santiago de Chile.

2004. Orden al Mérito por servicios distinguidos en el grado de Comendador, otorgada por el Gobierno de Perú.

2006. Reconnaissance au Grand Prix de la Science et de l’alimentation otorgado por la Academia Internacional de Gastronomía.

2008. Premio especial del Concurso Internacional Femmes et Vins du Monde.

2009. Química del año.

2012. Musa del Vino otorgado por la Cámara de Comercio de Badajoz.

2012. Ciudadana Meritoria de la Ciudad de Tarija y la Provincia Cercado, en Bolivia.

2017. Cátedra de Enología María Isabel Mijares en México.

2017. Premio Cervantes de Gastronomía (Alcalá de Henares)

2018. Medal of Honor Gastronomic Culture, World Gastronomy Institute (WGI)

2019. Premio, del Congreso internacional del vino, cumbre gastronómica organizada por Enofusión.

2019. Premio Mujer y Vino de la de origen Ribeiro.

2022. Hija Adoptiva de la Ciudad de Villada (Palencia), donde disfrutaba de su nietos y familia, en su descanso estival, los últimos años.

Y un largo etcétera, imposible de redactar, por lo extenso que ha sido.

También fue presidenta y miembro de jurado de numerosos concursos enológicos de España, Bélgica, Francia e Hispanoamérica.

Su incansable vitalidad le ha llevado hasta la última semana, una agenda profesional exigente donde su requerida experiencia y calidad humana la llevó por múltiples citas por todo el mundo.

Hoy os pido a todos, amantes o no del mundo del vino, un " brindis" por ISABEL MIJARES GARCÍA-PELAYO, y una oración. Gracias.

Descansa en paz, mi querida Isabel.