BMW M3 Competition y M4 Competition Coupé 2021: del circuito a la carretera

BMW realiza un gran ejercicio de doma con las nuevas versiones 2021 de los BMW M3 Competition y M4 Competition Coupé, y todo ello sin perder ni un ápice del espíritu racing que se espera de estos modelos. El circuito y la carretera son suyos. Parece mentira una simple letra como la M implique tantas […]

BMW M3 Competition y M4 Competition Coupé 2021: del circuito a la carretera

BMW M3 Competition y M4 Competition Coupé 2021: del circuito a la carretera

Vicente Montoro | Edgar Vivó

BMW realiza un gran ejercicio de doma con las nuevas versiones 2021 de los BMW M3 Competition y M4 Competition Coupé, y todo ello sin perder ni un ápice del espíritu racing que se espera de estos modelos. El circuito y la carretera son suyos.

Parece mentira una simple letra como la M implique tantas emociones y sentimientos juntos en el mundo del automóvil. Vehículos prestacionales donde los haya y que te hacen entender en toda su plenitud aquel slogan de BMW de hace ya algunos años y que caló tan hondo: ‘¿Te gusta conducir?’ Sí, me gusta, y mucho, y más si son los nuevos BMW M3 Competition y M4 Competition Coupé, dos modelos del segmento medio premium que con sus nuevas versiones 2021 la marca bávara ha sabido mantener el espíritu de los circuitos, espíritu creador de la letra M, logrando una simbiosis muy acertada con ese otro espíritu: el de las carreteras y la calle.

Pudimos probar ambos modelos tanto por ciudad, autopista como por carreteras secundarias bastante reviradas. En cualquier elemento se desenvolvieron con una gran soltura, aunque soltura quizá no sea el calificativo más adecuado. Su motor de seis cilindros en línea con tecnología M TwinPower Turbo que desarrolla una potencia de 510 CV junto a una caja de cambios M Steptronic de 8 velocidades con Drivelogic te invitaba a algo más que soltura. Lástima que no pudimos hacerlo en circuito, su espacio natural para el que fueron concebidos, y en el que, porqué no decirlo, hubiésemos disfrutado como niños. Pudimos atisbar por la ruta que nos preparó BMW de lo que son capaces estos modelos.

Los BMW M3 Competition y BMW M4 Competition Coupé de última generación llegan 35 años después de que se lanzase al mercado el primer M3, lo que habla de la longevidad, éxito y capacidad de evolución de esta saga de deportivos. Las principales novedades de ambos modelos son: el motor, el chasis, el diseño y su nuevo sistema de infoentretenimiento específico M.

Si por algo destacan los ‘M’ de BMW es por la enorme potencia que entregan sus motores, y el en caso de los nuevos M3 Competition y M4 Competition Coupé se debe a un propulsor de seis cilindros en línea con tecnología M TwinPower Turbo que desarrolla 510 CV junto a una caja de cambios M Steptronic de 8 velocidades con Drivelogic. Esta transmite a las ruedas un par máximo imponente de 650 Nm, que se entrega entre 2.750 y 5.500 rpm.

Este motor, extremadamente rígido y ligero, mantiene la innata capacidad de los ‘M’ de trabajar a un elevado régimen, lo que junto a la tecnología M TwinPower Turbo permite ofrecer potencia instantánea y rápidas subidas de revoluciones. Este empuje permite a los nuevos BMW M3 Competition y BMW M4 Competition Coupé acelerar de 0 a 100 km/h en sólo 3,9 segundos para y 12,5 segundos para pasar de 0 a 200 km/h. El sistema de escape específico, con válvulas de mariposa de accionamiento eléctrico, proporciona a su vez una emocionante banda sonora que potencia más si cabe esta experiencia.

Las extraordinarias prestaciones que brinda el motor son también consecuencia del gran trabajo de la caja de cambios de 8 velocidades M Steptronic con Drivelogic. Ésta se distingue por un óptimo escalonamiento de sus relaciones, perfectamente ajustadas a las características del motor. Este cambio puede transmitir el par motor al eje trasero o, por primera vez en la historia, a las cuatro ruedas en los nuevos BMW M3 Competition y BMW M4 Competition Coupé. A partir de veran, como alternativa a la propulsión trasera tradicional, el sistema M xDrive permite un reparto con predominio del tren trasero que se conecta con el Diferencial M Activo. El conductor puede acceder al menú de configuración para elegir entre los modos de conducción 4WD y 4WD Sport, este último envía una mayor proporción de par motor a las ruedas traseras. Al desactivar el control dinámico de estabilidad (DSC), el modo 2WD de tracción trasera entra en la ecuación. Enviar toda la potencia sólo a las ruedas traseras y suspender las intervenciones del control de estabilidad se traduce en una experiencia de conducción completamente pura para conductores expertos.

Pero las prestaciones de los M3 Competition y M4 Competition Coupé no sólo es consecuencia del potencial mecánico, sino que cuentan con un chasis específico M y con una rigidez a la torsión sin igual para poder brindar un comportamiento digno de coches de ‘carreras’. Ambos modelos cuentan con suspensión adaptativa M con amortiguadores controlados electrónicamente, la cinemática y la elastocinémática específicas M para los ejes delantero y trasero. También tienen la dirección M Servotronic con desmultiplicación variable y una versión M específica del sistema de frenado integrado, que permite al conductor seleccionar dos ajustes diferentes para el tacto del pedal de freno. La introducción de la función de deslizamiento limitado de las ruedas permite que el sistema DSC trabaje con mayor precisión. Además, la inclusión de serie del M Dynamic Mode abre la puerta a una experiencia de conducción especialmente deportiva, que permite deslizamientos controlados en curva. De serie incluye llantas de aleación ligera M, en 18 pulgadas de diámetro en el eje delantero y 19 en el trasero. Los neumáticos tienen unas dimensiones de 275/40 ZR18 delante y 285/35 ZR19 en la parte trasera.

ASPECTO DE COMPETICIÓN

El diseño de los nuevos ‘M’ ya es toda una declaración de sus prestaciones. Cuentan con características de diseño específicas M, como la parrilla con los grandes riñones verticales de BMW con barras horizontales, los pasos de rueda ensanchados con las llamativas branquias M y prominentes faldones laterales. También lucen un techo de polímero reforzado con fibra de carbono (CFRP) con aletas longitudinales de optimización aerodinámica, un alerón trasero y los tubos de escape dobles como seña de identidad de los modelos M.

Los faros Full-LED forman parte del equipamiento de serie, mientras que los faros láser BMW se pueden montar como opción. La selección de acabados de pintura exterior incluye los nuevos y exclusivos tonos: amarillo Sao Paulo, rojo Toronto y verde Isla de Man. Desde su lanzamiento, en opción se encuentran disponibles el paquete exterior M Carbon y los elementos específicos BMW M Performance.

En el interior todo está pensado para garantizar la máxima ergonomía y una experiencia de conducción única. Los asientos deportivos M, de nuevo desarrollo, con ajustes eléctricos, y el tapizado de cuero Merino de grano fino con características ampliadas son de serie, con la opción por primera vez de asientos ventilados. Pero si algo destaca en el habitáculo son los nuevos asientos M tipo bucket con estructura de carbono, que combinan la sujeción y ligereza de los modelos de competición con el confort y excelente acabado para largos desplazamientos. Estos innovadores asientos tienen reposacabezas integrados que pueden desmontarse para la conducción en circuito, una placa de modelo iluminada y ajuste eléctrico. Su estructura, inspirada en los coches de competición, también permite el uso de cinturones de seguridad multipunto.

Los BMW M3 Competition y BMW M4 Competition Coupé pertenecen a los modelos más exclusivos de la marca bávara, y como tal ofrecen equipamientos extraordinarios. Por ejemplo, estrenan el M Drive Professional, una opción concebida específicamente para la conducción en circuito. Incluye el nuevo e innovador Control de Tracción M, que permite que la nueva función integrada del sistema DSC de deslizamiento limitado de las ruedas se ajuste (en diez niveles) a las preferencias y necesidades personales del conductor. Otros elementos del M Drive Professional son el Analizador M Drift, que registra y califica las estadísticas conseguidas en las curvas más dinámicas, y el M Laptimer, que cronometra los tiempos por vuelta y otra información obtenida durante las sesiones en circuito.

El botón Setup de la consola central permite acceder directamente a las opciones de configuración de motor, chasis, dirección y sistema de frenos, además de -según versión y especificaciones- el sistema M xDrive y el control de tracción. Además, se pueden memorizar hasta dos configuraciones personalizadas que podrán activarse de forma instantánea en cualquier momento desde los botones M del volante. El conductor puede a su vez elegir entre los modos ROAD y SPORT, con el modo TRACK, diseñado exclusivamente para su uso en circuito añadido a todas las características que ofrece el M Drive Professional.

A este sistema inteligente de gestión del vehículo se suman, por supuesto, las últimas y más vanguardistas tecnologías en el apartado del infoentretenimiento, la conectividad y la seguridad.