+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

DENUNCIA DE CCOO EXTREMADURA ANTE LA INSPECCIÓN DE TRABAJO

Alertan sobre la crítica situación del personal sanitario de la prisión de Cáceres

 

Centro penitenciario de Cáceres. - FRANCIS VILLEGAS

Efe
02/09/2019

El sindicato CCOO Extremadura ha denunciado este lunes la “agónica” situación en la que se encuentra el personal sanitario del Centro Penitenciario de Cáceres, donde “existe, actualmente, un déficit estructural del 50% entre los colectivos de facultativos y enfermería”.

De esta forma, de una plantilla de cinco facultativos, “solo dos se encuentran cubiertas y, a día de hoy, solo uno está en activo”.

Entre el colectivo de enfermeros “también existen plazas sin cubrir”, según la información aportada desde el Sector de la Administración General del Estado del sindicato.

Para CCOO, estos números “son más significativos” al tener en cuenta los reclusos internados en el centro penitenciario, “que ronda la cifra de 450, con diferentes patologías que precisan de una atención tanto preventiva como asistencial los 365 días del año; imposible prestar con semejante escasez de profesionales”.

El sindicatos ha manifestado el “riesgo” que supone el “deterioro de la plantilla y de la propia institución”, para los trabajadores y los internos. Por este motivo, CCOO ha presentado una denuncia ante la Inspección de Trabajo por “infracción de las normas relativas a la Prevención de Riesgos Laborales”.

Según el sindicato, el servicio sanitario soporta “una sobrecarga de trabajo, con una exposición al peligro que repercute de manera directa y manifiesta en situaciones de estrés y ansiedad; y que puede llegar a tener consecuencias a nivel físico”.

Además, han añadido la dificultad de prestar el servicio sanitario “con las garantías y con la calidad necesaria al no haber personal suficiente”. Y han exigido el cumplimiento de la normativa en cuanto a la protección de la salud de los trabajadores.

Asimismo, han exigido que se lleven a cabo “las actuaciones tendentes a solucionar esta problemática, que podría pasar por hacer efectiva la transferencia de la Sanidad Penitenciaria a las Comunidades Autónomas, tal y como se establece en la Ley 16/2003 de Cohesión y Calidad del Sistema Nacional de Salud”, han concluido.