+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

baloncesto 3 SEGUNDA jornada de la leb oro

Este año toca sufrir (parece)

El Cáceres, corto de talento y acierto, nunca tuvo posibilidades frente a un Oviedo muy superior

 

Rakocevic, que solo aportó dos puntos, intenta superar la presión del Oviedo, anoche en el Multiusos. - F. VILLEGAS

Angelo Chol, defendido por Ignacio Rosa. - F. VILLEGAS

JAVIER ORTIZ deportes@extremadura.elperiodico.com CÁCERES
11/10/2018

Cuando a un equipo ya con un juego interior bajo sospecha se le quita a su único pívot que ha probado que puede ser importante en la LEB Oro (Víctor Serrano) es casi normal lo que le pasó al Cáceres Patrimonio de la Humanidad anoche. Cayó ante el Liberbank Oviedo (57-70) en un choque en el que nunca tuvo opción de ganar. La diferencia entre ambos equipos --como la presupuestaria, seguramente-- resultó obvia.

Es un poco la película de otros años, aunque ampliada. Mucho esfuerzo, mucha optimización de los pocos recursos, mucha identificación en determinados jugadores, pero al final se dependerá para conseguir algo de que entren los triples.

Cuando hombres como Niko Rakocevic y Luis Parejo no tengan el día, como obviamente sucedió anoche, habrá muy pocas ocpiones de ganar, y menos a una escuadra competitiva y bien construida como la ovetense.

Con solo tres aciertos de 21 intentos desde 6,75 es poco menos que imposible. Los pívots, sin Serrano, con un esguince, hicieron lo que pudieron, pero fue difícil encontrar una referencia. Tremenda la voluntad de Angelo Chol, que firmó buenos números el sursudanés (17 puntos). La batalla frente a Oliver Arteaga y sus compañeros resultaba muy difícil de ganar.

Por si fuera poco, el Oviedo tuvo un gran acierto desde la línea de tres puntos, acercándose al 50% (13/27). Muchos de ellos se produjeron en muy buenas posiciones, fruto de haber movido el balón con criterio y rapidez, aprovechando la atención que concentraba Arteaga en el poste bajo.

SIEMPRE POR DETRÁS / El partido resultó un ejercicio de impotencia para el Cáceres, que fue perdiendo prácticamente durante la totalidad de los 40 minutos. Los asturianos casi siempre encontraron la manera de desnudar a la defensa local.

Las sensaciones no fueron positivas a partir de la mitad del primer cuarto, cuando el Oviedo cogió la delantera para ya no perderla nunca más (14-21, min. 10). Cuando Ñete Bohigas miró al banquillo no encontró el aire que sí le dieron en la primera jornada en Barcelona Arturo Cruz, Dima Utolin y Johan Kody.

La racha de triples del oponente hizo el resto. Especialmente cuidadoso en este aspecto, el Cáceres cometió su tercera personal de la primera parte hasta el minuto final antes de marcharse al descanso (30-41). Quizás un poco más de fuerza en algunas acciones tampoco hubiese venido mal, aunque fuese a modo de mensaje.

El paso por el vestuario no dio más ideas a los verdinegros, que empezaron a temer una masacre cuando se vieron 20 puntos por debajo (33-53, min. 24). Al partido sí le quedó un hilo de vida encarando el último cuarto (46-59), pero toda la impresión era que el Oviedo podía dar la puntilla cuando quisiese.

Sucedió entonces algo extraño. Bohigas recurrió a Alex Jordá, un chico del filial, el Torta del Casar, que coincidió con la elevación del tono defensivo del equipo. Su participación en ataque fue escasa, pero de repente el partido no pareció tan decidido (55-63, min. 36). A ello contribuyeron los buenos detalles de Cruz y Chol.

Algo es algo, aunque aquello resultó un espejismo que encargó de romper el Oviedo de forma contundente. Su victoria no corrió peligro real.

Al final, 57-70 y la impresión general de que esta temporada tocará hacer más cuentas por abajo que por arriba. No es mal balance ir 1-1 a estas alturas viendo lo que hay sobre la pista, porque de momento esta plantilla no ha demostrado ser mejor que la de la temporada pasada. Y no faltará quien se acuerde de Anton Grady: 25 puntos y 21 rebotes en su debut en la liga islandesa con el Fjolnir.

cáceres 57

oviedo 70

3Marcador por cuartos: 14-21, 30-43 (descanso), 46-61 y 57-70 (final).

3Árbitros: José María Terreros, Vicente Martínez e Igor Esteve. Sin eliminados.

3Pabellón: Ciudad de Cáceres.

3Espectadores: 900.

3Cáceres Patrimonio de la Humanidad: Guille Corrales (5), Niko Rakocevic (2), Luis Parejo (9), Angelo Chol (17), Marlon Johnson (12) --cinco inicial-- Dmitry Utolin (0), Johan Kody (10), Alex Jordá (0), Arturo Cruz (2).

3Liberbank Oviedo: Johan Van Zegeren (9), Roope Ahonen (11), Víctor Pérez (6), Matti Nuutinen (10), Oliver Arteaga (6) --cinco inicial-- Fran Cárdenas (4), Ignacio Rosa (6), Davis Geks (8), Antón Bouzan (10).

Destacamos

   
1 Comentario
01

Por Peterete 9:37 - 11.10.2018

DENUNCIA ESTE COMENTARIO

Ayuda: Si considera que este comentario no debe aparecer en este web, por favor indíquenos el motivo y pulse el botón [Enviar aviso].

Por supuesto, tocará mirar más hacia abajo que hacia arriba. Los únicos que ayer se salvaron fueron Angelo Chol y Alex Jordá, cuando Rako no está fino no tenemos opciones, el presupuesto es el más bajo de la categoría (a excepción de Canoe), bastante filigranas hizo la temporada pasada Ñete con lo que tenía, señores directivos, hay que arrimar más perras y fichar algo mejor porque lo del base Arturo Crúz es inexplicable, en la cantera hay chicos que no tienen casi nada que envidiar al salmantino.