+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

baloncesto 3 el encuentro de los extremeños de la leb oro ante el canoe (21.00, pabellón multiusos)

El Cáceres de la urgencia absoluta

Ñete Bohigas apela a la unidad y afirma que está «seguro» de que su equipo saldrá del apuro

 

Ñete Bohigas alecciona a sus jugadores durante un tiempo muerto. - F. VILLEGAS

José María Ortiz José María Ortiz
11/01/2019

El Cáceres se la juega. Ñete Bohigas se la puede jugar. El club, claro está, se la juega. Pocos encuentros como el de esta noche ante el Canoe (21.00 horas, Multiusos) han alcanzado tamaña relevancia en la historia del club extremeño de la LEB Oro. Está en liza la supervivencia en la categoría, no matemática ahora, pues resta aún por disputarse casi una vuelta, pero un tropiezo haría mirar al precipicio de manera diáfana.

Así se entiende, sin paliativos, aunque el entrenador quiera restar presión global y no haga distingos en relación a coyunturas negativas de temporadas pasadas. «Esta situación no es nueva; ya las hemos superado antes», explicó ayer Bohigas, el centro de atención en los últimos días, aunque él aparentemente ni se inmute cuando se pueda hablar de que la directiva piense en cesarle. «Estoy más fuerte que nunca», espetó en un momento dado de su rueda de prensa previa al encuentro de esta noche.

«Mi prioridad es el equipo, lo tangencial no me afecta. No soy pesimista. Todo lo que no sea positividad lo abandono». Interrogado en varias ocasiones sobre cómo está viviendo el momento actual, Bohigas tiró de manual de veterano, como tantas otras veces, para intentar driblar las cuestiones menos amables. «Llevo 27 años de profesional y a mí esto no me está afectando», espetó. Sin embargo, consideró que la lógica dice que, al igual que los propios aficionados, el club o la misma plantilla, tiene que estar realmente preocupado por ocupar una de las tres plazas del abismo hacia la LEB Plata.

Recordó Bohigas un dato de perfil que puede resultar determinante: de los cuatro próximos encuentros, tres serán en condición de local. Por ello, apeló a la sapiencia de la afición local para que apoye sin fisuras a su equipo. Aun así, aseguró, solamente mira hacia la perspectiva del encuentro de hoy ante los madrileños.

Apelar a lo colectivo y a la necesidad de ganar. Esa es la clave en la que se incide en estos momentos. Cuatro victorias contra siete del rival, en teoría de los que tendrían que estar abajo. «El Canoe llega con una dinámica del ascenso desde la LEB Plata», reflejó Bohigas.

El Canoe, sostiene el entrenador local, es mucho más que un modesto liderado por Tyson Pérez, ala-pívot dominicano-español de 22 años que está sorprendiendo a propios y extraños con sus números, los mejores de la categoría, con más de 18 puntos y casi 10 rebotes.

SIN MAZURCZAK / Andy Mazurczak, el base polaco, volverá a ser baja, con lo cual Guillermo Corrales continuará siendo el único base puro de la plantilla extremeña. Pero no se quieren poner excusas y sí motivos para estar concentrados. «Nos toca hacer las cosas muy bien y ganar», reflejó Bohigas, quien recordó que el rebote ofensivo es la principal rémora que arrastra su plantilla y que se está trabajando para paliarlo «todos los días».

Además, Bohigas ha pretendido liberar tensión a sus jugadores, según comentó a los periodistas. «Esa tensión que todos los equipos tienen cuando ven que necesitan ganar hay que olvidarse de ella y que cada uno empiece a hacer lo que sabe hacer bien y luego empezar a sumar

otras cosa», dijo.

El único objetivo de Ñete Bohigas es sacar al equipo del descenso, insistió. «Veo a mi equipo en los tres puestos de abajo, pero mi único objetivo es sacarlo de ahí, lo hemos hecho otras veces y lo haremos este año, seguro. Este es mi club, este es mi equipo, mis jugadores, mi afición y hay que sumar para sacarnos de ahí».