+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

Resultados de una actividad económica

España acaba el verano sin récord de turistas por primera vez en 8 años

«Nos enfocamos hacia un modelo turístico de calidad más que de cantidad», dice el Gobierno. 10,2 millones de visitantes gastaron 11.539 millones, una media de 1.131 euros por persona

 

Unos turistas hacen cola en el Patio de los Naranjos para pasar al interior de la Mezquita-Catedral de Córdoba, ayer. - EFE

JOSEP M. BERENGUERAS
03/10/2018

España recibió en agosto 10,2 millones de turistas internacionales, el 1,9% menos que en el mismo mes del 2017, con lo que se confirma la tendencia al descenso de los viajeros en los meses de mayor importancia para el sector del año (en julio ya descendieron el 4,9%). La caída, provocada principalmente por la preferencia por otros destinos por dos de los principales mercados emisores (Reino Unido y Alemania), quedó en parte compensada por un aumento del gasto de los viajeros, según datos publicados ayer por el INE. O lo que es lo mismo: en verano vinieron menos turistas, pero dejaron más dinero.

El número de turistas internacionales recibidos en agosto supone el segundo mejor dato histórico; sin embargo, también implica que el verano cierra sin tope de turistas por primera vez desde el 2010. De hecho, en los últimos 14 años, España siempre ha aumentado el número de turistas en el octavo mes respecto del año anterior, con solo tres años de descensos: 2008. 2009 y este 2018.

En agosto de este año, Reino Unido volvió a ser el país emisor principal en turismo hacia España, con más de 2,2 millones de turistas, pero con una caída del 3,7% respecto del año anterior. Después se situaron los franceses, con 2,1 millones (el 5,1% más) y alemanes, con casi 1,3 millones, el 5,8% menos.

El lobi Exceltur y las agencias emisoras ya llevaban meses avisando de que habría un descenso de llegadas en verano, derivado precisamente de los récords de años anteriores: esos máximos se habían logrado por el declive de otros países competidores en sol, playa y precios como Turquía, Túnez y Egipto. Este año, estos mercados están creciendo a ritmos de más del 10% (por la estabilidad política), y competir con estos mercados en precio es casi imposible, y por ello se avanzaba que habría una caída. El objetivo, pues, ya no era el récord, sino lograr un turista de mayor calidad (medida en el gasto).

Precisamente, la secretaria de Estado de Turismo, Isabel Oliver, se agarró al dato del gasto para valorar estas cifras. Oliver consideró muy positivo que «el gasto turístico siga creciendo incluso en aquellos mercados emisores como el británico que registran este año un menor dinamismo en la cifra de viajeros tras un 2017 excepcional». «Nos enfocamos hacia un modelo turístico de calidad más que de cantidad y por ello el gasto debe ser el indicador con el que midamos la fortaleza de nuestro sector», señaló en un comunicado.

De hecho, pese al descenso en número total de turistas internacionales del 1,9%, el gasto total de los foráneos que llegaron aumentó el 1,8%, hasta los 11.539 millones de euros. Ello implica que el gasto medio por turista se situó en 1.131 euros, con un aumento anual del 3,7%. Por su parte, el gasto medio diario creció el 10,7%, hasta los 139 euros.

MENOS DÍAS DE ESTANCIA / En el lado negativo, la duración media de los viajes de los turistas internacionales fue de 8,1 días en agosto, lo que supone un descenso de 0,6 días respecto a la media de agosto del 2017.

En el acumulado anual, España superó en agosto los 57,3 millones de turistas internacionales recibidos, lo que supone el 0,1% menos con respecto al mismo periodo de 2017. Según estas cifras, el país quedará lejos el guarismo de los 100 millones de turistas, una meta sugerida por el secretario general de la Organización Mundial del Turismo, Zurab Pololikashvili. El año pasado se lograron 81,9 millones de turistas, récord absoluto. Además, de enero a agosto, el gasto de los turistas internacionales alcanzó los 62.230 millones de euros, con un incremento del 2,8% respecto al mismo periodo de 2017.

Todas las empresas implicadas en el sector turístico reclaman un cambio en el modelo en busca de un turismo de calidad y huir del tópico español. Consideran que además del primer atractivo de España de sol y playa, hay que potenciar más el cultural, que suele atraer a gente con mayor nivel económico y que gasta más.