+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

la retribución de los empleados públicos

Montoro promete un aumento de más del 1% a los funcionarios

Los sindicatos exigen al ministro más negociación y menos anuncios. Asegura que el incremento se ejecutará aunque no haya Presupuestos

 

El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, ayer en una jornada celebrada en Las Rozas (Madrid). - EFE / JUAN CARLOS HIDALGO

REDACCIÓN
23/01/2018

El ministro de Hacienda y Función Pública, Cristóbal Montoro, afirmó ayer que el salario de los empleados públicos subirá este año aunque no haya Presupuestos Generales del Estado. En declaraciones a los medios tras intervenir en la jornada Cómo avanzar a través de la innovación organizada por la Fundación SEPI, Montoro manifestó que «los salarios públicos van a subir de cualquier manera». «Si por cualquier circunstancia no tuviéramos Presupuestos a tiempo», explicó, se subirán los salarios de los funcionarios y también se mejorarán «otras cosas», que no quiso detallar.

El repunte será superior al 1% del 2017, aseguró sin dar la cifra exacta, y lamentó que haya grupos políticos «que parece que no tienen ningún interés» en aprobar los Presupuestos, aunque no ofreció más detalles.

La respuesta sindical al anuncio no se hizo esperar. UGT reclamó al Gobierno garantías jurídicas que frenen e impidan nuevas pérdidas salariales para los empleados públicos y una subida de 250 euros lineales al mes, así como un incremento de las tablas salariales de los distintos colectivos de la Administración General del Estado. La Federación de Empleados de los Servicios Públicos (FeSP) de UGT ha elaborado un informe que demuestra el retroceso salarial que han sufrido en la última década los funcionarios al constatar un desfase entre salarios en la Administración y la carestía de vida en España entre el 2010 y el 2017 de 13,3 puntos. En este sentido, denuncia que los recortes, las congelaciones y las mínimas subidas que han afectado tanto a los funcionarios como al personal laboral, se traducen en «un estancamiento sin precedentes» para el colectivo, que sigue sumando pérdida de poder adquisitivo.

Según UGT, los empleados públicos del Estado tienen unos niveles retributivos, con carácter general, similares o inferiores, en algunos casos, a los de 2008-2009. Para corregir esta «sangría salarial», UGT plantea al Gobierno varias acciones, como garantías jurídicas que imposibiliten nuevas pérdidas, una subida de 250 euros lineales al mes y el desarrollo de la carrera profesional.

CCOO exigió a Montoro que «deje de hacer anuncios de Telediario» y se siente a negociar realmente con las organizaciones los salarios de los empleados públicos. El sindicato pretende cerrar un acuerdo salarial con tres años de vigencia.