+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

Acuerdo para otra reducción

La OPEP y sus aliados pactan una nueva rebaja de la oferta de petróleo

El acuerdo prevé retirar 500.000 barriles diarios de crudo del mercado para evitar una caída del precio. Los ministros del grupo de 24 países se reunirán para estudiar otros reajustes en marzo del 2020

 

El príncipe saudí Abdelaziz bin Salman, junto al ministro de Energía ruso, Alexander Novak. - REUTERS / leonhard foeger

EL PERIÓDICO epextremadura@elperiodico.com VIENA
07/12/2019

La OPEP y sus aliados (OPEP+), entre los que está Rusia, acordaron ayer en Viena retirar del mercado 500.000 barriles diarios de crudo en el próximo trimestre, adicionales al recorte de 1,2 millones del barriles al día (mbd) que entró en vigor el 1 de enero pasado. «Para equilibrar el mercado era necesario un recorte de 500.000 bd», dijo el ministro de Energía de Rusia, Alexandr Novak, tras concluir la séptima reunión de la alianza formada por los catorce socios de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) y otros diez productores independientes.

Los ministros del sector del grupo de 24 países volverán a estudiar la situación y eventualmente reajustar el nivel de su oferta petrolera el 5 de marzo del 2020, en una reunión extraordinaria en Viena. Además, han convocado su próxima conferencia regular para el 9 de junio, también en la capital austríaca. Novak ha declarado en rueda de prensa que su país contribuirá al nuevo recorte con una rebaja de su bombeo en 70.000 barriles diarios, mientras que Arabia Saudí lo hará en 167.000, según afirmó su homólogo del reino wahabí, príncipe Abdelaziz bin Salman.

Arabia Saudí –uno de los miembros fundadores de la OPEP– y Rusia (no miembro) son de lejos los dos mayores productores de la OPEP+, superados solo por EEUU. El resultado de la reunión de hoy solo confirmó lo esperado en los mercados después de que ayer Novak dijera a la prensa que un comité interno había aconsejado retirar del mercado 500.000 barriles adicionales y que la medida estaba siendo estudiada por la 177 conferencia ministerial de la OPEP, que precedió a la de la OPEP+.

ELEMENTOS EXTERNOS / En los mercados internacionales, el precio del llamado «oro negro» no daba signos de reaccionar a Viena, con el barril de crudo Brent, la principal referencia en Europa, relativamente estable en torno a los 63 dólares. Según los analistas, varios importantes factores que inciden en el valor del «oro negro» están fuera del control de la OPEP.

Entre ellos destaca un fuerte aumento de los suministros ajenos a la organización, en especial los niveles récords de producción de petróleo de esquisto de EEUU, pero también Brasil, Canadá y Noruega han estado ampliando su capacidad extractora. Por otro lado, la demanda mundial energética puede verse debilitada tanto por las tensiones comerciales entre Washington y Pekín, como por las medidas para limitar las emisiones de efecto invernadero para luchar contra el cambio climático.

Es quizá ante estos riesgos que los productores incluyeron en su declaración final una sorpresa: la promesa de que el recorte será aún más pronunciado que el pactado oficialmente. En su declaración final, afirman que algunos socios que han estado violando el acuerdo inicial –vigente del 1 de enero de este año hastael 31 de marzo del año que viene– se han comprometido ahora a respetar los topes nacionales adjudicados, mientras que otros, en especial Arabia Saudí, seguirá bombeando por debajo de su cuota.

«El corte total por parte de la OPEP+, después de un cumplimiento mejorado, será de facto de 2,1 mbd» (respecto a octubre del 2018) a partir del uno de enero del 2020, prometió el ministro saudí de Petróleo, Abdelaziz bin Salman. Cuando se forjó en el 2016 para recuperar un precio del petróleo que había llegado a desplomarse un 80% por un exceso de suministro, en medio del auge del esquisto estadounidense, la hoy llamada OPEP+ despertó un gran escepticismo.

Pocos veían posible una cooperación estrecha entre Arabia Saudí, el mayor exportador de crudo del planeta y líder natural de la OPEP, y Rusia, un gigante petrolero y gasístico que hasta entonces era uno de los principales rivales de Riad. Desde entonces, el grupo ha pactado varias reducciones de su bombeo y, pese a que esa estrategia de cerrar grifos le supone una creciente pérdida de mercado, se muestra decidida a mantenerla.

El ministro saudí aseguró que la alianza será aún «más eficaz» en el futuro, con reuniones más frecuentes para seguir el pulso del volátil mercado petrolero. Novak se mostró seguro de que la estrategia será exitosa a pesar de que EEUU, con su creciente producción de esquisto, ha relegado a un segundo y tercer lugar a Rusia y Arabia Saudí en el ránking de grandes productores.

Especiales

Destacamos
Encuesta

¿Cómo valora la hipotética construcción de un centro budista en Cáceres?

A favor, es un proyecto interesante para la ciudad 62%

En contra, no casa con la filosofía de la ciudad 36%

Me es indiferente 4%

Blogs de El Periódico Extremadura