+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

La caída se produjo en 2011

Condenan a Ortega Cano a pagar 17.298 euros a una mujer que cayó en su finca Yerbabuena

 

Ortega Cano en la Audiencia de Sevilla. -

EFE
01/08/2013

El Juzgado de Instrucción número 20 de Sevilla ha condenado al torero José Ortega Cano a pagar 17.298,23 euros a una mujer de 75 años que se cayó en su finca sevillana "Yerbabuena".

La caída de la mujer se produjo en 2011 en el salón-museo homenaje a Rocío Jurado, situado dentro de la finca "Yerbabuena" en Castilblanco de los Arroyos (Sevilla), y como consecuencia de ella Mariana T. sufrió una fractura en la cabeza del húmero que le ha dejado limitación en la movilidad del hombro y dolor y una contusión facial.

La sentencia, a la que ha tenido acceso Efe, indica que la mujer se cayó al tropezar con unos escalones cuando se dirigió al fondo del salón en el que se exponen cuadros, fotos, trajes y otros recuerdos de la cantante y el torero.

En la misma zona en la que se cayó la mujer se habían producido otras caídas, y posteriormente se colocaron un sofá y una estatua para impedir el tránsito por el lugar del accidente, precisa la sentencia.

La mujer, que estuvo 90 días impedida y otros 78 días más para curarse de las heridas, sufrió la caída cuando estaba junto a un grupo de visitantes con Gloria Mohedano Jurado, hermana de la cantante y cuñada del torero, y disfrutaba de la taza de caldo caliente que se ofrece en la finca.

En el juicio, celebrado el pasado 18 de junio, la representación de la mujer pidió una indemnización de 20.000 euros, aunque en un principio había solicitado 60.000.

La compañía aseguradora de Ortega Cano y de su cuñada rechazó pagar los 20.000 euros porque atribuyó el accidente a una "distracción y falta de precaución" de la mujer.

Ortega Cano explicó en el juicio que no estaba en la finca en el momento de la caída pero dio el parte reglamentario a su compañía de seguros, y Gloria Mohedano, gerente de la finca y encargada de la recepción a los visitantes, aclaró el proceso que siguieron para llamar a los servicios de emergencias del 061.