+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

CONFLICTO PALESTINO-ISRAELÍ

La ANP carga contra el cambio de postura de EEUU sobre los territorios ocupados

La Administración Trump dejará de considerar ilegales las colonias en territorio palestino ocupado

 

Un hombre ondea la bandera palestina entre gas lacrimogeno en el pueblo cisjordano de Shiyoukh. - ABED AL HASHLAMOUN (EFE)

EL PERIÓDICO
19/11/2019

La Autoridad Nacional Palestina (ANP) ha rechazado la decisión estadounidense de cambiar la opinión legal para considerar que las colonias israelís en la Cisjordania ocupada no están en contra de la ley internacional. Para la ANP, Estados Unidos "ha perdido por completo toda credibilidad y ya no tiene ningún papel en el proceso de paz".

"No tiene derecho ni está autorizado a revocar las resoluciones de la legitimidad internacional, ni tiene derecho a otorgar legitimidad alguna a los asentamientos israelís", expresó el presidente de la ANP, Abu Rdieneh que considera la declaración del secretario de Estado estadounidense, Mike Pompeo, "nula, rechazada, condenada y totalmente contraria al derecho internacional".

La decisión de Estados Unidos fue recibida por Israel como "un compromiso de promover las relaciones entre los pueblos de la región y crear un Oriente Medio próspero y estable", según el secretario de Estado estadounidense, Mike Pompeo.

LEGADO DE CARTER

El Gobierno de Estados Unidos deja atrás la opinión legal que emitió en 1978, durante la presidencia del demócrata Jimmy Carter, declaraba que los asentamientos civiles israelíes en territorios ocupados palestinos eran "incompatibles con la ley internacional". Ese documento era, desde entonces, base de los Gobiernos estadounidenses.

Pompeo subrayó que su decisión no implica un cambio en la posición estadounidense "sobre el estatus último de Cisjordania" y que lo que ocurre a partir de ahora es que "Estados Unidos no expresa ninguna opinión" respecto a la legalidad de los asentamientos israelíes en ese territorio.

La mayor parte de la comunidad internacional considera que los asentamientos en Cisjordania son incompatibles con la ley internacional y, en concreto, con la Cuarta Convención de Ginebra de 1949, que prohíbe desplazar población de la potencia ocupante al territorio ocupado.

Pompeo también afirmó que la medida "aumenta las probabilidades de que pueda funcionar el plan de paz" que elabora la Casa Blanca y cuya publicación todavía no tiene fecha.

Esta rompe con décadas de consenso internacional, como ocurriera con el reconocimiento de EEUU de Jerusalén como capital israelí y la soberanía de Israel sobre los Altos del Golán sirios, ocupados y anexionados. "Consideramos a la Administración estadounidense totalmente responsable de cualquier repercusión de esta peligrosa situación", advirtió la presidencia palestina.