+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

CRISIS EN LA INDUSTRIA CORCHERA

Los empleados de Arcobel conocerán hoy su futuro

  •  La empresa cita de forma urgente a trabajadores y sindicatos para informales de la situación actual


  •  

    Trabajadores de la empresa Arcobel, a las puertas de la fábrica. J. CAPOTE -

    PEDRO CABECERA MERIDAPEDRO CABECERA MERIDA 07/01/2003

    Los 80 de los 96 trabajadores de la empresa Arcobel, dedicada al sector del corcho, conocerán hoy las intenciones del equipo directivo de esta firma, que ha convocado una reunión de urgencia con el comité de empresa y con los delegados sindicales, después de la crisis por los malos resultados económicos, tal y como informó EL PERIODICO EXTREMADURA el pasado 24 de diciembre. Hasta el momento, Arcobel tiene pensado presentar hoy un expediente de regulación de empleo con extinción de contratos de trabajo en el primer semestre del año, algo que no entienden los sindicatos, ya que la demanda de pedidos está completa para los primeros tres meses de este año.

    Según ha manifestado a este periódico Mateo Guerra, secretario general de Fecom-CCOO, hasta que hoy no se reúnan con el gerente de la empresa, Luis de Pedro, los trabajadores desconocen qué va a pasar con ellos, ya que, pese al anuncio del expediente de regulación de empleo, mantienen la esperanza de que la entrada de un nuevo socio salve la situación. En este sentido, apuntó que "la empresa ha mantenido contactos con la Fundación ONCE y con Fomento para ver si entraba algún socio, incluso con Portugal, y no sabemos si será para comunicarnos algo sobre esto".

    DISCREPANCIA DE CRITERIOS

    En cualquier caso, reiteró que ese anuncio del progresivo recorte de la plantilla "no tiene sentido, porque hay trabajo de sobre para los primeros tres meses del año". Es más, Guerra aseguró que los trabajadores "están echando horas extras los sábados y domingos" debido a la gran demanda de pedidos existente.

    La crisis del sector corchero afecta, además de a Arcobel, a la empresa Aseicork, que cierra y deja en la calle a sus 48 trabajadores. Ambas fábricas son propiedad del Grupo Diosos, de Cataluña, y del Grupo Sabaté, con sede central en Francia.

    Según el responsable de CCOO, ambas compañías no siguen el mismo tipo de producción, ya que mientras el Grupo Diosos se decanta por los tapones de corcho y quiere que la actividad se lleve a cabo en San Vicente de Alcántara, Sabaté prefiere seguir con la línea de decoración, para lo que mantendría en su puesto a 16 trabajadores.

     
     
     
  •