+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

PROCESO PENAL

La jueza apunta al dueño del pozo en el que murió Julen

 

JULIA CAMACHO SEVILLA
14/02/2019

El juzgado de instrucción que investiga la muerte del pequeño Julen tras caer por un pozo de 71 metros de profundidad citó ayer a declarar el próximo día 22 de febrero al dueño de la finca en la que ocurrieron los hechos, David Serrano. Atiende así la petición realizada por la Fiscalía, que solicitó su declaración como investigado por un delito de homicidio imprudente después de estudiar los informes elaborados por la Guardia Civil y al considerar que «ya se pueden hacer varias hipótesis de los momentos previos a la fatal caída de Julen» y, por tanto, «depurar si las hubiere las responsabilidades penales de las personas intervinientes». De esta manera, la jueza instructora entiende que puede haber cuanto menos indicios de esa criminalidad.

En un escrito remitido al juzgado 9 de Málaga con fecha del pasado 10 de febrero, el ministerio público pidió al instructor que cite a una docena de personas en calidad de testigo, e invita a Serrano, pareja de una prima de los padres de Julen, a personarse en la causa como investigado al interesar su declaración en calidad de investigado. Sería el único implicado de momento, ya que la Fiscalía solicita que el resto de citaciones se produzcan como testigos. Es el caso de los padres del menor o la pareja de Serrano, ya que ambas familias estaban compartiendo ese fatídico 13 de enero en la finca para celebrar un almuerzo al sol con sus respectivos hijos.

Además, la fiscalía pide la comparecencia de los tres excursionistas que estaban en el momento de la caída visitando el paraje y fueron los primeros en acudir a las llamadas de auxilio de los padres de Julen, así como la declaración de varios guardias civiles, entre ellos los dos agentes que acudieron en un primer momento hasta el lugar.

A la luz de los informes de la Guardia Civil, que arrojan dos versiones contrapuestas, el fiscal pide tomar testimonio al pocero que realizó la perforación en busca de agua, y al obrero que abrió la zanja en cuyo extremo estaba el pozo y que, según el dueño de la parcela, era para construir un muro de contención.

Apúntate a nuestra Newsletter

Mapa Coronavirus España

Mapa Coronavirus España