Kiosco

El Periódico Extremadura

Carmen Martínez Fortún

La curiosa impertinente

Carmen Martínez-Fortún

Respeto por favor

A menudo los medios críticos dan cuenta de cuántas veces más ha aparecido Sánchez que Feijóo en las noticias o cuánto ha nombrado este líder la palabra diálogo o aquel, libertad, o aquella, igualdad, y demás rankings encaminados a poner de manifiesto la propaganda partidista o la manipulación. No sé si hay establecido un historial de ocasiones en que Cataluña ha copado los noticiarios en detrimento de otras comunidades. Pero ha ocurrido sin duda.

"A una le gusta que se informe sobre la región. Lo que no mola es que los contenidos sean los fuegos o el tren

decoration

La actualidad manda y La Palma llenó nuestros informativos durante largo tiempo hasta el punto de que muchos, roto el corazón por la tragedia, estábamos ya saturados de volcán, lava, colada, cenizas, tremor sísmico, reservorio magmático, erupciones estrombolianas, fajana y demás conceptos desconocidos hasta el momento y que se incorporaron a nuestro día a día hasta hartarnos.

A una le gusta que se informe sobre Extremadura. Lo que no mola tanto es que el contenido de la información sean los fuegos o un tren que siempre llega tarde. Como España entera arde desde Galicia a Canarias y desde Cataluña a Granada pasando por Zamora, sobre todo Zamora, aunque consuela poco no tener la exclusiva de los incendios, resulta obsceno utilizar de modo político la catástrofe. Arde España en diversas comunidades gobernadas por distintos partidos y en todas ellas están prohibidos los cortafuegos, los desbroces o la retirada del combustible forestal. 

Así que también parece obsceno atribuir en exclusividad la culpa al cambio climático. Pero ahora mismo la tentación de los dirigentes institucionales, a imagen y semejanza de Sánchez, parece ser eludir la responsabilidad aunque solo sea en parte. Así que, con respecto al ominoso tren, las altas temperaturas también tienen su porción no pequeña de culpa en la chapuza que nos toca sufrir, según el presidente de Renfe, como si en Castilla y León no hiciera calor este agosto y ahí están ellos con su flamante AVE, al que los 40 grados ni sobrecalientan la tarjeta del disyuntor ni estropean las señales. 

Más respeto por los extremeños es tarea urgente y no tan difícil

Compartir el artículo

stats