De los partos que se produjeron el año pasado en el hospital Virgen del Puerto de Plasencia, el 45% fueron por cesárea, un 3% menos que en el 2019 (48%), pero muy lejos de la media nacional (26%) y de las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud (máximo 15%).

La Gerencia del área de salud afirma que es consciente de «la necesidad de mejorar estos porcentajes» y señala que está trabajando para intentar conseguirlo. Así, a modo de ejemplo, explica que «se ha doblado el número de matronas en cada turno», pasando de una a dos y, además, ha convocado «una reunión monográfica» con la idea de «crear un grupo de trabajo específico para abordar esta cuestión, que hará un análisis de situación y planteará las medidas correctoras necesarias».

Respecto a las cesáreas practicadas a las embarazadas con covid, existe una petición a través de internet que ha reunido ya casi 26.500 firmas para reclamar que no se utilice esta práctica «como norma general» ni se «imponga» a las mujeres, al igual que la separación de sus bebés nada más nacer, como señalan que está ocurriendo en el Virgen del Puerto.

En este sentido, la Gerencia asegura que «no se ha implantado protocolo alguno» que obligue a las mujeres con covid a parir por cesárea. Sí señala que, «en los primeros momentos de la pandemia, existía la duda sobre la posibilidad de contagio del neonato durante el parto, y por eso, con la evidencia científica disponible en ese momento, se indicaba parto por cesárea».

Con todo, subraya que se hace si el obstetra lo indica por cuestiones relacionadas con el transcurso del parto, al igual que la separación del bebé de la madre. «Vuelve a ser una decisión del clínico», no un protocolo, insiste.

Moción de Unidas Podemos

Moción de Unidas PodemosPrecisamente, Unidas Podemos ha registrado una moción para el pleno en la que pide que se refuercen los equipos médicos del hospital y se suplan vacaciones y bajas para mejorar las condiciones laborales de los profesionales y convertirlo en centro de referencia del parto y posparto.

Además, al ayuntamiento le solicitan que promueva acciones para informar, formar y escuchar a las mujeres y apoye a los grupos y asociaciones que promueven acciones para el fomento de la salud y el bienestar de las mujeres.