Son uno de los quebraderos de cabeza de algunos vecinos: las calles privadas de uso público, cuyos residentes se ven obligados a abonar el coste de los servicios municipales (en gastos como electricidad, agua, mantenimiento de jardines y de mobiliario urbano).

El alcalde de Plasencia, Fernando Pizarro, ha visitado la urbanización Unifamiliares La Data para anunciar que desde hoy las calles Lázaro Carreter, Blasco Ibáñez, Miguel Delibes, Alejandro Casona y Azorín son ya propiedad del ayuntamiento.

Pizarro ha calificado esta condición como una “lacra para todos los vecinos que han vivido esta situación durante años”, por lo que ha mostrado su agradecimiento a la comunidad de vecinos, que ha trabajado en coordinación con el consistorio “para agilizar este largo proceso de casi 4 años”.

Esta actuación se enmarca dentro de una reforma urbanística que se inició con el cambio en Jardines I y II, y que culmina ahora con Unifamiliares La Data, donde residen 230 familias

En mayo de 2018 se iniciaba un largo proceso con obras de reparación en pavimentación y aceras, en las redes de abastecimiento y saneamiento de agua y cambio de luminarias a tecnología led.

Estas vías entran a formar parte de planes de asfaltado, cambios de infraestructuras hidráulicas o de iluminación, que “facilitarán el descanso de los vecinos”.