Las lluvias caídas en las últimas semanas en Plasencia han multiplicado los socavones en los viales de la ciudad. Por eso, el ayuntamiento ha decidido tomar una medida de urgencia, un plan de bacheo, que permita tapar de forma rápida los baches mientras se tramita el plan de asfaltado del próximo año.

El alcalde, Fernando Pizarro, ha anunciado esta iniciativa, aunque ha señalado que, para llevarla a cabo, es necesario que deje de llover y que no bajen mucho las temperaturas, porque el material para tapar los baches «no fraguaría».

Así, la Concejalía de Obras «ya está haciendo el listado de los baches» y, a la vez, se está preparando el de las calles que estarán incluidas en el próximo plan de asfaltado. Sobre este ha dicho que el ayuntamiento lleva «meses» trabajando, pero tendrá que sufrir una modificación porque las lluvias «han destrozado gran parte del viario público».