MUESTRA EN EL ESPACIO EMA, HASTA EL 22 DE JULIO

Arte como terapia y salida laboral en Plasencia

Los usuarios de la fundación Sorapán de Rieros protagonizan una exposición de autorretratos en Malpartida que les ha permitido mostrar cómo se ven ellos y enseñar al público «que son hábiles para un puesto de trabajo»

Usuarios de Sorapán en Plasencia, con autorretratos para una exposición.

Usuarios de Sorapán en Plasencia, con autorretratos para una exposición. / TONI GUDIEL

Raquel Rodríguez Muñoz

Raquel Rodríguez Muñoz

Virginia Montero tiene un trastorno bipolar y ha querido plasmar que, «cuando estoy triste, es fastidioso» y, cuando está contenta, tiene mucha creatividad. Pablo Punzón en cambio, ha reflejado su pasado, presente y futuro, «lo bueno y lo malo».

Son dos de los usuarios de la fundación Sorapán de Rieros en Plasencia que participan con sus autorretratos en una exposición que se ha estrenado este sábado en el espacio EMA de Malpartida de Plasencia y se podrá ver hasta el 22 de julio.

Se trata de una nueva iniciativa del taller prelaboral que dirige la artista Marina Palomo en la fundación. La muestra lleva por título Me veo y se ha concebido con un doble objetivo. Por un lado, ha servido «para que se abran un poco y poder entenderles mejor. Es una forma de arteterapia, les viene bien emocionalmente».

Pero además, sus obras y el hecho de poder mostrarlas al público en una exposición les permite «mostrar que son hábiles para un puesto de trabajo», que es al final lo que persigue este taller, su inserción laboral, lejos del estigma de las personas con problemas de salud mental.

La elaboración de los cuadros les ha llevado todo un año porque los han hecho «cuando tenemos ratos» y no todos los usuarios acuden todos los días.

"Les abre puertas a la sociedad"

Ana Isabel Llorente y Andrea Rodríguez son las preparadoras laborales de Sorapán en Plasencia y, en su opinión, este tipo de iniciativas «con algunos funciona porque les abre puertas a la sociedad, al confiar más en ellos mismos».

Destacan que, sobre todo, «sube su autoestima» y, cuando realizan trabajos en el exterior de la sede, «se sienten más valorados porque otros ven su trabajo». Por contra, hay quienes prefieren no tomar parte en las actividades exteriores porque «no quieren que se les identifique con la asociación, por el estigma».

Es el caso de un placentino de 35 años que ha dibujado un arlequín porque «me gusta haer reír, pero no que se rían de mí».

Junto al resto de sus compañeros del taller prelaboral, trabajan en multitud de actividades.

Marina Palomo explica que las últimas han sido ladrillos decorados para el concurso de albañilería de Malpartida de Plasencia y también para la competición de 10.000 metros de La Vinosilla.

Regalos y trofeos

Además, han participado en el municipio de Galisteo en la pintura de paredes con imágenes de los Objetivos de Desarrollo Sostenible, en colaboración con alumnado del instituto de Galisteo y de la asociación de pensionistas.

Un trabajo similar, de decoración de paredes y mobiliario, llevaron a cabo en Malpartida de Plasencia gracias a un proyecto de la Diputación Provincial de Cáceres y a todo esto se suma su tarea de confección de libretas, en las que han colaborado Robe Iniesta y Paco Arrojo, entre otros, de bolsas, delantales, imanes, adornos navideños, vasos y tazas de barro pintadas... Todos se pueden adquirir para regalos o eventos en la página web ceededalo.es.

No paran de contar con ellos y, de hecho, con la Asociación de Comerciantes de la calle y puerta Talavera van a colaborar en la realización de una tómbola solidaria y decorando los escaparates «con la temática de verano». Palomo avanza que será en este mes de julio, como ya lo hicieron unas Navidades.