UNA PEQUEÑA HECHA PARA LAS DOS RUEDAS

Triana, de Plasencia y el futuro del motocross

Comenzó a competir con 6 años y, el próximo participará de nuevo en la competición regional y será la única niña española de su categoría en disputar la europea

Solo piensa en cambiar de 50 a 65 centímetros cúbicos para seguir haciendo carreras

Triana, de Plasencia, con su equipación y su moto.

Triana, de Plasencia, con su equipación y su moto. / TONI GUDIEL

Raquel Rodríguez Muñoz

Raquel Rodríguez Muñoz

Con quince días de vida, acudió a un circuito de motocross por primera vez, aunque no fuera consciente y, con solo tres años, ya les pidió a sus padres su primera moto. Triana López Rodríguez tiene solo 7 años y es feliz entrenando y compitiendo en los circuitos de motocross. De hecho, a pesar de su corta edad, su ilusión es «vivir de ello».

Lo afirma su madre, Nazaret Rodríguez, que está más que acostumbrada a los circuitos y campeonatos porque su marido, Christian López, ha sido 13 veces campeón de Extremadura de motocross y ha disputado regionales, nacionales y europeos, e incluso, en el 2009, fue embajador de Marca Extremadura.

Triana, de Plasencia, con su padre, en el circuito en el que entrena con su moto.

Triana, de Plasencia, con su padre, en el circuito en el que entrena con su moto. / TONI GUDIEL

Por eso no extraña que Triana haya querido seguir sus pasos. Es sin duda la mejor alumna de su padre, que, al contrario que otros progenitores, ha optado por enseñar a su hija cómo mantener una buena posición en la moto, antes que ser veloz. «La rapidez llegará sola».

Para competir en Extremadura, hay que tener 6 años y, nada más cumplirlos, participó en un circuito. Fue en febrero del año pasado, con una moto de 50 centímetros cúbicos.

Con solo cuatro años, ya montaba una de iniciación y ella prefirió empezar a competir, antes que estar un año entero entrenando. «Lo que quiere es estar en la competición».

Triana, entrenando en el circuito familiar en Plasencia.

Triana, entrenando en el circuito familiar en Plasencia. / TONI GUDIEL

Este año, ha hecho 30 carreras, en Extremadura, Castilla La Mancha, Castilla y León, Madrid y Tenerife, donde han querido ayudarla. «Quieren que vayamos a correr el campeonato de Canarias. Allí cuidan mucho la cantera, aquí no».

Lo dice Nazaret porque el próximo año va a disputar el campeonato europeo (el nacional no puede hasta que no tenga 9 años) y necesitan patrocinadores, pero en la región no los consiguen.

«Va a ser la única fémina española de su categoría en participar en el campeonato europeo de motos eléctricas"

NAZARET RODRÍGUEZ

— Madre de Triana

Su madre destaca que «va a ser la única fémina española de su categoría en participar en el campeonato europeo de motos eléctricas, con pruebas en Madrid, Francia, Alemania y la República Checa». Lamenta que no se valore desde la región y están abiertos al patrocinio privado (si hay alguien interesado, puede contactar en nazaretriana@gmail.com).

Con o sin patrocinios, sus padres van a hacer lo imposible porque Triana pueda cumplir su ilusión. En la región es la única niña que compite en su categoría, pero «se siente uno más con los niños, dice que se tiene que ver que hay una chica en el podio». Su madre destaca su constancia y una «conducción espectacular» y Triana solo piensa en subir de categoría para hacer más carreras.