APLICACIÓN DE LA PRESTACIÓN DE AYUDA PARA MORIR

Dos solicitudes hasta la fecha para recibir la eutanasia en Plasencia

Una tuvo la resolución positiva y la otra todavía no se ha resuelto, según el SES

Al final del 2022, solo había diez profesionales sanitarios objetores

Solo dos solicitudes para practicar la eutanasia, en el área de salud de Plasencia.

Solo dos solicitudes para practicar la eutanasia, en el área de salud de Plasencia. / TONI GUDIEL

Raquel Rodríguez Muñoz

Raquel Rodríguez Muñoz

A lo largo del año 2022 y, hasta la fecha, únicamente dos personas han solicitado en el área de salud de Plasencia la aplicación de la Ley de Eutanasia, es decir, la prestación para ayudar a morir a un enfermo.

Según los datos de la Consejería de Sanidad, el año pasado se recibió una solicitud y tuvo una resolución positiva. Este año, ha habido otra, que todavía está en proceso de resolución.

Es un número ínfimo, pero en la línea de la aplicación de la ley en el resto de la región porque, según los datos facilitados por el SES a este periódico, desde que entró en vigor en Extremadura en octubre del 2021, han sido 14 las solicitudes, 5 de ellas atendidas.

En cuanto al número de profesionales sanitarios que se han inscrito en el registro de objetores de conciencia de la prestación de la ayuda para morir, sí hay grandes diferencias con respecto a las cifras regionales.

Así, en Extremadura, a 5 de octubre de este año, eran un total de 598. En cambio, en el área de salud de Plasencia, a 31 de diciembre del 2022, únicamente eran 10 profesionales inscritos.

Esta posibilidad está abierta a los profesionales sanitarios directamente implicados en la prestación de ayuda para morir, que desarrollen su actividad en centros sanitarios y sociosanitarios de la Comunidad Autónoma de Extremadura y que, por razones de conciencia, no puedan aplicar la ley de la eutanasia.

Para que a una persona se le conceda esta prestación debe cumplir unos requisitos, que son principalmente que el enfermo padezca una enfermedad irreversible, con un sufrimiento intolerable y limitaciones a su autonomía.

La solicitud se debe realizar ante un médico, bien de Atención Primaria y hospitalaria. Se ha creado una comisión de garantía, que es la que, en último término, examina cada caso y da o no la autorización para la eutanasia. En Extremadura, en el 2022, la ley se aplicó en el 0,02% de fallecidos.