OFTALMOLOGÍA

Llega a España el primer fármaco que actúa directamente sobre el origen del glaucoma

Se trata de la primera innovación en este campo en 25 años que actúa directamente sobre la "malla trabecular"

El glaucoma es un trastorno degenerativo, crónico y progresivo del nervio óptico.

El glaucoma es un trastorno degenerativo, crónico y progresivo del nervio óptico. / EP

Rafa Sardiña

Rafa Sardiña

España cuenta con un nuevo tratamiento farmacológico para el glaucoma, una enfermedad causada por el aumento de la tensión ocular que tiene consecuencias fatales.

Se trata de la primera innovación en este campo en 25 años que actúa directamente sobre la "malla trabecular" (tejido esponjoso ubicado cerca de la córnea a través del cual fluye el humor acuoso fuera del ojo). Esta patología oftalmológica produce una perdida de visión, que es irreversible e irrecuperable.

El glaucoma también se le conoce como la "ceguera silenciosa" porque no produce síntomas que avisen de la presencia de esta enfermedad.

Sin embargo, es "extraordinariamente" frecuente. Afecta en torno a un 2,5% de los mayores de los 40 años. El 3% de la población española tiene glaucoma, es decir, un millón de personas.

No solo es importante por el número de pacientes, ha subrayado el doctor Francisco Muñoz Negrete, presidente de la Sociedad Española de Glaucoma, durante un encuentro con periodistas especializados en Madrid, sino por sus consecuencias.

Glaucoma: una patología que está "oculta"

Dentro de esta enfermedad, existen cuatro subtipos: glaucoma de ángulo abierto primario (GAAP), glaucoma de ángulo cerrado primario (GACP), glaucoma secundario y glaucoma del desarrollo o congénito. Los pacientes con glaucoma de ángulo abierto primario son asintomáticas hasta que se produce una notable pérdida de visión, mientras que las personas con glaucoma de ángulo cerrado primario pueden sufrir síntomas como dolor intenso y repentino en un ojo, náuseas, vómitos, enrojecimiento del ojo, visión disminuida o nublada.

Tratamiento para el glaucoma

En esta enfermedad, que es la segunda causa de ceguera más común y la principal causa de ceguera irreversible a nivel mundial, es fundamental la detección precoz para frenar su avance.

Hasta ahora, el tratamiento del glaucoma se basa en reducir la presión intraocular para ralentizar la ceguera. Pero, las últimas innovaciones han permitido desarrollar una nueva alternativa terapéutica, que además de disminuir la presión intraocular y que actúa sobre el origen de la enfermedad.

  • "No disponemos de un tratamiento para regenerar las células que han muerto y se pueda recuperar la visión perdida", ha explicado el doctor.

El doctor Muñoz Negrete ha resaltado que Roclanda, del laboratorio Santen, "este lanzamiento marca un antes y un después, y representa un hito, ya que por primera vez en 25 años tenemos un tratamiento médico con un mecanismo de acción nuevo, como son los inhibidores de la ROCK, que actúan en esta malla trabecular".

Desde el pasado mes de abril los pacientes con glaucoma tienen acceso a este medicamento. Está cubierto por el Sistema Nacional de Salud. Roclanda es un colirio que se administra una sola vez al día.

Como ha recalcado Teresa del Río, directora médica de Santen, "su uso solo está contraindicado en casos de hipersensibilidad a sus componentes, lo que supone una ventaja frente al resto de combinaciones fijas que se dispone actualmente"

La exposición de los pacientes hasta el 18 de junio de 2023 era de unos 113 932 pacientes y desde entonces se han expuesto más pacientes no se han producido problemas de seguridad importantes durante la fase posterior a su comercialización.

Diagnóstico precoz, clave en enfermedad silenciosa de los ojos

El carácter silencioso de esta enfermedad de los ojos hace que las revisiones rutinarias son la mejor forma de coger a tiempo el glaucoma. Y si encima tenemos alguno de los factores de riesgo (edad, raza, miopía, antecedentes familiares...), las revisiones son completamente esenciales.

Para el diagnóstico del glaucoma en concreto, el oftalmólogo realizará un estudio en profundidad de la forma y color del nervio óptico, el campo visual completo, el espesor corneal y, sobre todo, conocer y ver la evolución de la presión intraocular.

Para ello se utilizan distintos equipos tecnológicos como tonómetros, campímetros, gonioscopios, paquímetros o tomógrafos de coherencia óptica. Y aunque por los nombres de este instrumental parezca otra cosa, estás revisiones no duelen.

¿Cómo es vivir con glaucoma?

Delfina Balonga, paciente y vicepresidenta de la Asociación de Glaucoma para Afectados y Familiares (AGAF), tiene esta enfermedad de nacimiento. Pero, el glaucoma no le impidió que aprendiera a leer y a escribir, ni estudiar una carrera y aprobar unas oposiciones. Y todo con una visión del 30% en el ojo derecho (que posteriormente perdió en un accidente) y un 15% del izquierdo. En la actualidad,

"Este medicamento es un avance, porque aunque hay investigaciones, el tratamiento farmacológico es fundamental para retener la enfermedad y ganar tiempo", ha reclamado. También ha puesto hincapié en la "adherencia al tratamiento", ya que un alto porcentaje de los recién diagnosticados con glaucoma no lo siguen de forma correcta.