El Gobierno ha aprobado una inversión histórica en becas: 2.520 millones de euros, de los que se beneficiarán más de un millón de jóvenes, que de esta manera podrán seguir estudiando. “Buscamos mejorar la igualdad de oportunidades para todos nuestros estudiantes”, ha destacado la ministra de Educación y Formación Profesional, Pilar Alegría, en la conferencia de prensa posterior al Consejo de Ministros.

A partir de marzo y durante todo abril se podrán presentar las solicitudes de beca de tal manera que a principios de septiembre los aspirantes ya sepan si cuentan o no con la partida económica, que empezarán a percibir en el primer trimestre del curso 2023-24.

El real decreto de becas -dirigidas al curso 2023-24- incluye una novedad, un considerable aumento del complemento de residencia. Los 1.600 euros que se concedían antes pasan a ser ahora 2.500. Alegría ha destacado que esta medida beneficiará a los jóvenes que residen en pueblos o pequeñas ciudades y que se ven obligados a trasladarse a grandes capitales para continuar sus estudios, ya sea en universidades o en centros de Formación Profesional. El número de alumnos y alumnas que se tienen que desplazar por este motivo asciende, según ha especificado Alegría, a 187.000.

También primaria y ESO

Además de universitarios y alumnos de FP, las nuevas becas aprobadas también irán destinadas a estudiantes de primaria y secundaria con necesidad de apoyo educativo. El montante asciende a 400 euros y los solicitantes deberán tener una discapacidad igual o superior al 30%. A esta iniciativa se pueden acoger las familias con hijos e hijas con trastornos graves de conducta o lenguaje, así como del espectro autista. En total, se podrán beneficiar más de 214.000 niños y niñas.

Alegría también ha destacado que su departamento está trabajando en la mejora de la gestión de las becas, cuya solicitud se podrá pedir desde marzo y abril. “En agosto y septiembre, los estudiantes ya sabrán si cumplen las condiciones para ser aceptados y empezarán a recibir el dinero durante el primer trimestre”, ha señalado Alegría, que ha dejado claro el “firme compromiso del Gobierno con la educación de calidad”.

Ley de enseñanzas artísticas

Dentro de la reforma educativa emprendida por el Gobierno, el Consejo de Ministros también ha aprobado el anteproyecto de ley de enseñanzas artísticas. Cuando la norma sea una realidad -todavía faltan muchos meses de burocracia administrativa y parlamentaria- las enseñanzas artísticas, incluidas las artes audiovisuales, no serán una isla en el sistema educativo sino que se acercarán al modelo universitario y de FP y se acercará a lo que Alegría ha bautizado como ‘campus de las artes’.

La futura legislación afectará a unos 140.000 estudiantes 14.000 profesores y 689 centros. Por ejemplo, los conservatorios. con la nueva norma, el alumnado que se gradúe en estos centros tendrán opciones para homologar su título y se le abrirán pasarelas para continuar sus estudios en el extranjero.