CAMBIO CLIMÁTICO

Mario Picazo alerta de que "está aumentando el número de casos" en algo que hacemos muy a menudo

El experto afirma que la situación empeorará

Mario Picazo alerta de que "está aumentando el número de casos" en algo que hacemos muy a menudo

EP

El tiempo ha vuelto al estado primaveral que protagonizó las últimas semanas de enero. Excepto algunos días del fin de semana que han estado pasados por agua, la semana comenzó tranquila en la mayor parte del territorio español. A pesar de los cielos nublados en algunas localidades, la sensación térmica es agradable y las temperaturas se sitúan alrededor de los 15 y 20 grados en la mayoría de las provincias.

Según los modelos, este primer trimestre del año sería más cálido. Según la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet), el trimestre enero, febrero y marzo, en la mayor parte de la Península, es más probable que tengamos un invierno cálido (50%) a frío (30%). Respecto a las precipitaciones, la probabilidad de que sea un invierno húmedo, normal o seco es la misma, salvo en el noroeste peninsular, donde la probabilidad de que sea más lluvioso de lo normal es superior (un 50%) a que sea un invierno normal (un 30%) o seco (20%).

Por otro lado, y además de para compartir predicciones meteorológicas, el meteorólogo de eltiempo.es, Mario Picazo, se mantiene muy activo en redes sociales con el objetivo de visibilizar el cambio climático y sus consecuencias, así como otros fenómenos naturales o curiosidades que están ocurriendo en cualquier parte del mundo.

Resulta que el cambio climático está produciendo un gran problema para los vuelos. La ciencia demuestra que los casos de la llamada ¨turbulencia severa¨, han ido en aumento. "Ese incremento se ha notado tanto en vuelos domésticos como en los de larga duración", explica. Lo peor es que muchas veces causan heridos y situaciones de pánico y ansiedad.

¿Lo peor? Que no se pueden predecir. Un grupo de investigadores de la facultad de Ciencias de la Atmósfera en la Universidad de Texas A&M, "afirma que es imposible hacer una predicción fiable de este tipo de turbulencia en aire despejado. Es casi invisible y a muchos pilotos les sorprende."

El cambio climático de origen humano estaría potenciando este tipo de turbulencias, según los expertos. "La mayoría de los aviones, sobre todo los que realizan viajes largos, se desplazan por la estratosfera. La fuerza del viento depende de la diferencia de temperatura entre los polos y el ecuador, y ese gradiente se está reduciendo a medida el calentamiento global funde el hielo polar. Como consecuencia, los vientos estratosféricos se han ido invirtiendo, algo que ha llevado a un aumento de la cizalladura del viento y por lo tanto al de la turbulencia", sentencia Picazo.