El 15 de enero de 2018 arrancaba la página 'Justicia para Déborah'. Las redes sociales se convirtieron en claras protagonistas de la ardua lucha que la familia de la joven viguesa emprendió para que se hiciese justicia en este caso criminal que permanecía –y permanece– sin resolver desde 2002. “Ya tenemos página oficial!!! Mi hermana se merece justicia y como ella muchos otros casos que están en el olvido”, escribía entonces Rosa, hermana de Déborah. Ayer, coincidiendo con el quinto aniversario de la puesta en marcha de esta campaña, lo recordaba con emoción en ese mismo foro: “Hoy hace 5 años que tomé la decisión más importante de mi vida y de la que más orgullosa me siento. 15 años tardamos en encontrar el valor para pelear la justicia que tanto necesitábamos y que tanto mereces Deboriña”.

La lucha de la familia de Déborah ha sido clave para que, en 2019, el Juzgado de Instrucción 2 de Tui, tras una investigación policial previa, reactivase el caso. La causa sigue abierta y durante estos cinco años, en los que salieron a la luz los errores en los que se incurrió en las pesquisas, se consiguieron varios hitos, uno de ellos que, por primera vez, hubiese un investigado en el procedimiento judicial, el exnovio de la joven, quien en su comparecencia ante la jueza negó los hechos. En la actualidad se está a la espera del informe de la Guardia Civil sobre la supuesta manipulación del disco duro del ordenador de la víctima. La Audiencia de Pontevedra ha instado a investigar a fondo este caso para tratar de llegar a la verdad.