+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

EL MOMENTO DEL EQUIPO DEL ESTADIO ROMERO CUERDA

Números que refuerzan

El Villanovense, pese a las dudas de su arranque, está a la misma distancia del líder que hace justamente un año. También suma dos puntos más a estas alturas que cuando fue cuarto con Cobos

 

Hacia arriba 8 Once inicial del Villanovense el pasado domingo. - C. PINO

CARLOS PINO deportes@extremadura.elperiodico.com VILLANUEVA DE LA SERENA
12/10/2017

Una de las frases más famosas de la historia del cine y la literatura es la que pronuncia el protagonista del ‘El Gatopardo’ cuando dice «hace falta que algo cambie para que todo siga igual». Algo parecido se le podría aplicar al Villanovense de Iván Ania, un equipo que ha sufrido una importante transformación pero que está en los números de los ‘otros Villanoveses’ que alcanzaron la gloria del playoff. Todo ha cambiado pero los de Villanueva de la Serena están como siempre.

El técnico asturiano decía tras la victoria ante el Betis B que su equipo no va a «renunciar a nada». Podría interpretarse como algo de osadía viendo que los serones son sólo novenos, pero los números no mienten y este Villanovense es sólo cuatro puntos peor que el de Manolo Sanlúcar a estas alturas de temporada y dos puntos mejor que el de Julio Cobos, cuando se terminó cuarto en el campeonato.

A pesar de que en esta campaña no se ve a un favorito potente como en años anteriores y hay bastante reparto de puntos, los serones no están mal situados para asaltar los puestos de privilegio.

En esta campaña son novenos, con 12 puntos, nueve goles a favor y seis en contra. Con respecto a la temporada anterior son cuatro puntos menos, seis goles menos, aunque también un gol menos encajando. Pero hace un año estaban a cuatro puntos del líder y hoy están igual. Pero si lo comparamos con la temporada 2014-2015, con Julio Cobos en el banquillo, los números de esta semana son ligeramente mejores. Entonces el equipo era duodécimo, a ocho puntos del líder y a tres de la fase de ascenso, con ocho goles a favor y siete en contra. En la temporada siguiente el equipo era decimocuarto, con nueve puntos y un menos cuatro en diferencia de goles a favor y en contra. Eso sí, en dieciseisavos de final de la Copa del Rey.

Expectativas

De momento los números le dan algo de razón a Ania cuando quiere ser ambicioso y mirar arriba, ya que, exceptuando la semana de las tres derrotas, el equipo ha mostrado más seguridad de la que se podría esperar de una plantilla con tantas caras nuevas, ya que este Villanovense ha cambiado muchas cosas para que todo siga igual.

De hecho, con respecto a la jornada de hace un año sólo repitieron tres futbolistas, Tapia, Pajuelo y Javi Sánchez. Aquel día el equipo goleó al Atlético Mancha Real en su casa por un contundente 1-5. Peor estaban hace tres años, cuando perdieron por 2-1 en el Príncipe Felipe contra el Cacereño. De la alineación de entonces repitieron el domingo Tapia, Javi Sánchez y Curro.

Iván Ania recordó el domingo que todavía hay muchas cosas que mejorar pero cree que el equipo está en una buena línea para estar arriba: «Todo se basa en los resultados, si son buenos confían en el entrenador y si no, hay dudas».

En este sentido subraya que el equipo, a pesar de la buena dinámica podría estar aún mejor si hubiera tenido un poco de fortuna. «Contra el Murcia fallamos un penalti que nos podría haber permitido conseguir la victoria y contra el Badajoz nos empataron en el 94. Si hubiésemos ganado esos dos partidos seríamos líderes y con un margen de mejora grande”. En este caso los números también dan la razón al entrenador.

El domingo toca visitar Lorca, un campo en donde ya han estado esta temporada. Precisamente allí cayeron eliminados por 3-1 ante el conjunto murciano, que ahora es colista, en el que quizá haya sido el peor partido de los serones esta campaña. Pero en este mes han cambiado muchas cosas.