+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

VUELCO EN EEUU

Peña Nieto responde a Trump: "México no pagará ningún muro"

El presidente mexicano endurece su discurso sobre las relaciones bilaterales con el nuevo inquilino de la Casa Blanca

 

El presidente de México, Enrique Peña Nieto, durante su discurso ante el cuerpo diplomático. - REUTERS / CARLOS JASSO

EFE / MÉXICO
12/01/2017

El presidente de México, Enrique Peña Nieto, no ha tardado en responder al presidente electo de EEUU, Donald Trump, que en su rueda de prensa del miércoles reiteró su intención de construir un muro fronterizo cuyo coste irá a cargo del país mexicano. "México no pagará ningún muro", ha señalado Peña Nieto en un encuentro con embajadores y cónsules en el que ha endurecido su discurso respecto a la nueva etapa en las relaciones con Washington.

"No son negociables principios básicos como nuestra soberanía, el interés nacional y la protección de nuestros connacionales", ha señalado el presidente mexicano en alusión al muro que Trump pretender que México pague. "Es evidente que tenemos algunas diferencias con el próximo Gobierno de Estados Unidos, como el tema de un muro que México, por supuesto, no pagará", ha subrayado el dirigente tras advertir de que su país no aceptará "nada en contra de nuestra dignidad".

LAS AMENAZAS DE TRUMP

El presidente también ha aprovechado para denunciar las presiones de Trump, basadas en "el miedo y las amenazas", a empresas estadounidenses para influir en sus decisiones de inversión en el país latinoamericano. Se refería a las amenazas del magnate de subir los aranceles a las empresas estadounidenses que no trasladen su producción a EEUU. Estas amenazas provocaron la semana pasada que Ford anunciara la retirada de una inversión de 1.600 millones de dólares para una planta en el estado mexicano de San Luis Potosí. "Rechazamos cualquier intento de influir en las decisiones de inversión de las empresas con base en el miedo o en amenazas", ha destacado Peña Nieto.

Y ha subrayado que el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), firmado entre México, EEUU y Canadá y que Trump pretende renegociar porque opina que perjudica a la industria de su país, "es una de nuestras mayores fortalezas" a la hora de complementar procesos productivos.

EXIGENCIAS A EEUU

Ha abordado también el estado de las relaciones entre ambos países a partir de ahora. Aunque ha dicho que "todos los temas están sobre la mesa, incluyendo seguridad, migración y comercio", ha advertido de que "para cualquier negociación", EEUU deberá asumir una serie de compromisos. Entre ellos, detener el tráfico ilegal de armas hacia México y frenar el dinero de procedencia ilícita que reciben las organizaciones criminales, así como garantizar el respeto a los derechos de los inmigrantes indocumentados que sean repatriados, algo que Trump ya ha dicho que que hará masivamente.

Peña Nieto, lejos de arrugarse, también ha exigido al presidente electo que debe "mantener el libre flujo de remesas" que los migrantes mexicanos envían desde EEUU, y de las cuales "depende el sustento de millones de familias mexicanas, principalmente de bajos recursos".

EUROPA, PRIORIDAD MEXICANA

También ha hablado de las relaciones con diferentes regiones del mundo y ha destacado que México dará prioridad a la actualización del acuerdo global con la Unión Europea y que fortalecerá la integración con Asia-Pacífico, la zona económica "más dinámica del mundo". También se profundizará la vinculación con Argentina y Brasil, países "con los que no habíamos sostenido acercamientos óptimos"", y se continuará trabajando para perseguir "logros concretos" con los miembros integrantes de la Alianza del Pacífico.

Temas relacionados