+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

TENSIÓN EN EL PAÍS LATINOAMERICANO

Saqueos y violencia en México por la subida del precio de los carburantes

Peña Nieto promete mano dura y la petrolera estatal advierte que peligra el suministro por los bloqueos a estaciones de servicio

 

Saqueo en una tienda de juguetes en el Puerto de Veracruz. - AFP / ILSE HUESCA

EL PERIÓDICO
05/01/2017

Las protestas por la subida del precio de los combustibles han dado paso a la violencia y a los saqueos en México. El jefe del Gobierno (alcalde) de Ciudad de México, Miguel Ángel Mancera, informó de que 64 personas fueron detenidas por más de una veintena de asaltos a comercios de la capital.

Además de los incidentes y detenciones en Ciudad de México, en el Estado de México, aledaño a la capital, este fueron detenidas otras 161 personas por actos vandálicos y el Gobierno local tuvo que desmentir versiones de que hubiera decretado el oque de queda o que hubiera grupos armados en la zona.

El presidente de México, Enrique Peña Nieto, ha prometido mano dura ante el agravamiento de las protestas por el alza de combustibles decretada a primero de año. Desde el domingo se multiplican las manifestaciones y bloqueos de estaciones de servicio en todo el país y están llevando el abastecimiento a una situación crítica en tres estados, según las petrolera estatal Pemex.

"¡No al gasolinazo!, ¡Nosotros los pusimos, nosotros los quitamos! ¡Fuera los corruptos!", son las consignas que repiten los manifestantes, entre los que hay transportistas, trabajadores de otros gremios, activistas y ciudadanos comunes.

El movimiento de protesta argumenta que el salario de los trabajadores no soportará el precio de las subidas -del 14% en el caso del diesel y del 20% en el el caso de la gasolina- ya que ello repercutirá en el precio de alimentos, medicamentos y otros bienes básicos.

Contra Peña Nieto

Las manifestaciones se convocan por las redes sociales y están dando forma a un nuevo movimiento de oposición al presidente Enrique Peña Nieto, que después de dos años en el poder vive su momento de más baja popularidad, con una desaprobación del 70%.

Las movilizaciones sacuden a 32 de las entidades federativas de México y el Grupo de gasolineras G500, que tiene 1800 estaciones de servicio, ha anunciado que cerrará los establecimientos amenazados por el vandalismo.

Pemex, a a su vez, ha advertido que los bloqueos a las terminales de abastecimiento y despacho afectan al suministro. La petrolera ha dicho que la situación es crítica en Chihuahua, Morelos y Durango.