Cuando parecía que este proyecto no iba a tener nuevos obstáculos, ahora no solo se tendrá que informar sobre las correcciones presentadas por el propio promotor al programa de ejecución, sino que también se debe responder a dos alegaciones entregadas coincidiendo con la finalización del plazo. Una es de Carrefour y otra es de la Asociación por la Transparencia Medioambiental y Urbanística, que la presentó en Correos en Mérida, donde tiene su domicilio este colectivo a efecto de notificaciones.

Esta semana finalizaba el plazo para alegar. El martes desde la Concejalía de Urbanismo de Cáceres se informó de que solo había dos correcciones de Kronos, promotora del centro comercial, aunque se advertía de la posibilidad de que entrase alguna alegación en días posteriores presentada en Correos. Hoy miércoles se informó de que al final hay dos, la de la asociación y la de Carrefour.

En ambas se cuestiona la solución planteada por Kronos para los accesos al nuevo centro comercial. En el alegato de Carrefour es el asunto principal. Así argumenta que hay deficiencias e incorrecciones en el estudio de tráfico de Kronos con una estimación insuficiente de los niveles de tráfico y de impacto del nuevo centro comercial. Y plantea otra alternativa a los accesos proyectados en la avenida de las Arenas y que se exploren otras posibilidades como la entrada a través de la rotonda del Junquillo. También considera insuficientes las plazas de aparcamiento previstas.

La asociación con sede en Mérida incide en otros aspectos, como el incumplimiento de los criterios de ordenación sostenible o la incoherencia en los cálculos del valor de repercusión del suelo y en la monetización del aprovechamiento que corresponde al ayuntamiento.

Ahora estas alegaciones se tienen que informar, lo que hace más difícil que pueda haber un dictamen de la Comisión de Urbanismo en septiembre, una decisión que es previa a la aprobación definitiva del programa de ejecución y a que se pueda iniciar la urbanización de la parcela. Carrefour llega a plantear en su alegación que se necesitaría un nuevo trámite de información pública por el cambio de titularidad de la avenida de las Arenas, que pasará del Estado al ayuntamiento, esta nueva exposición, de hacerse, retrasaría aún más el inicio de la obra.