licerán destaca el esfuerzo inversor municipal en Cáceres

Saneamiento en Zona Centro, San Francisco y Aldea Moret

El ayuntamiento anuncia una inversión de un millón de euros para ejecutar la obra. Las actuaciones comenzarán el 10 de enero próximo en la avenida Gil Cordero

Imagen de San Francisco, cuya zona también va a ser mejorada.

Imagen de San Francisco, cuya zona también va a ser mejorada. / SILVIA SANCHEZ FERNANDEZ

Miguel Ángel Muñoz Rubio

Miguel Ángel Muñoz Rubio

El concejal de Infraestructuras,, ha informado de que en el mes de enero comenzarán las obras de sustitución de las canalizaciones de abastecimiento y saneamiento en la Zona Centro, Ronda San Francisco y Aldea Moret, que se alargarán durante más de un año y en las que se invertirán más de 1,1 millones de euros a través del contrato de la concesionaria del Ciclo Integral del Agua de la ciudad de Cáceres, Canal de Isabel II.

Así, a partir del 10 de enero y hasta el mes de marzo se sustituirán las canalizaciones de los pares de Gil Cordero para lo que será necesario el corte de los dos carriles de salida de la ciudad desde plaza América hasta el cruce con la avenida Virgen de Guadalupe.

Desde marzo hasta agosto de este año se sustituirán las canalizaciones de la calle Argentina y parte de avenida de Alemania; y en abril comenzarán las obras para sustituir las canalizaciones de la Ronda de San Francisco y de la avenida del Brocense hasta la plaza de los Conquistadores que se alargarán hasta octubre.

Además, ha añadido, desde octubre y hasta la primavera del año 2023 están previstas las actuaciones de renovación de las calles Doctor Marañón, Rodríguez Moñino y Maluquer. También está prevista la sustitución de las canalizaciones en el entorno de la rotonda de la avenida de la Constitución en Aldea Moret.

Estas intervenciones corresponden las inversiones del año 3 del contrato de Canal de Isabel II. Se desarrollan en una zona de mucho tránsito, ha señalado Licerán, «y por tanto van a causar molestias a la ciudadanía, pero son muy necesarias para mejorar la calidad del agua y seguir prestando un servicio público como es el agua a todos los domicilios de las zonas afectadas de nuestra ciudad».

A juicio de Licerán «es una obra necesaria y que pone de manifiesto el esfuerzo inversor y de recursos muy importante que desde este equipo de Gobierno estamos afrontando desde el inicio de la legislatura»