Kiosco

El Periódico Extremadura

LA JEFATURA YA ESTUDIA LA DOTACIÓN QUE TENDRÁ

La oficina policial de Aldea Moret, lista para recibir a los agentes

Permitirá acercar la vigilancia al barrio, una demanda prioritaria del colectivo vecinal. Una inversión de 115.000 € ha hecho posible acondicionar el cuartelillo para reabrirlo

Imagen de los trabajos, ya finalizados por completo. SILVIA SANCHEZ FERNANDEZ

Aldea Moret volverá a tener presencia policial permanente. Ya está lista la reforma del antiguo cuartelillo de la Policía Local, situado en la calle Río Tíber, que se ha llevado a cabo con un presupuesto de 115.000 euros. Se trata de una de las 38 actuaciones desarrolladas con el crédito suscrito a mediados de noviembre por el Ayuntamiento de Cáceres con Abanca, por un importe de 8 millones de euros. Así lo ha confirmado Andrés Licerán, concejal responsable de Fomento, Infraestructuras, Servicios Públicos y Recursos Humanos.

«Las obras están completamente concluidas y el mobiliario en su emplazamiento. Las instalaciones se encuentran por tanto a disposición de la Policía Local», afirma el edil. En la jefatura ya se estudia la reorganización que se llevará a cabo para dotar a la oficina de personal. Cuando lleguen los agentes se habrá dado respuesta a una de las principales reivindicaciones de la barriada: una unidad policial estable que facilite la prevención de cualquier tipo de altercado, y que esté a disposición de los ciudadanos cuando las necesidades del barrio lo requieran. Los vecinos vienen reclamando que la nueva instalación tenga atención al público y la posibilidad de tramitar denuncias. Con ese objetivo se planificó en principio.

¿Policía Administrativa?

Todavía no se ha confirmado la sección que se destinará a este recinto, pero hace un año se avanzó que la intención es que fuera ocupado por la Unidad de Policía Administrativa (licencias, informes, otros trámites similares...), agentes que además harían una función operativa para dar más seguridad a la barriada. Se cumpliría así el compromiso adquirido personalmente por el alcalde, Luis Salaya, desde que ejercía la oposición en la anterior legislatura. Y es que Aldea Moret se ha quedado sin presencia policial continua desde hace un lustro, cuando este pequeño cuartelillo se clausuró.

Las obras han consistido en remodelar el interior con climatización adecuada y otras mejoras que han puesto a punto este inmueble de unos 100 metros cuadrados, con capacidad para un máximo de ocho agentes. 

Compartir el artículo

stats