Es el trámite más importante y ya está en marcha. La Fundación FUNDECYT Parque Científico y Tecnológico de Extremadura acaba de sacar a concurso la redacción del proyecto y obras del Centro Ibérico de Investigación en Almacenamiento Energético (CIIAE), por 19,6 millones de euros, financiados a través del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia. El plazo de recepción de ofertas permanecerá abierto hasta el 30 de septiembre y la documentación de la licitación se puede consultar en la Plataforma de Contratación del Sector Público y a través del enlace https://licitaciones.fundecyt-pctex.es/. De este modo se pone el pilar clave de un complejo científico que estudiará desde Cáceres las necesarias soluciones de almacenamiento de las energías renovables, para que poco a poco puedan empezar a sustituir a los combustibles fósiles.

Las olas de calor, y en general el cambio climático, advierten cada día más de la necesidad de descarbonizar el planeta, pero no podrá hacerse hasta que la energía conseguida a través de solares o eólicas tenga la posibilidad de almacenarse y transportarse. Para eso se construirá el CIIAE de Cáceres. La inversión llega directamente del Gobierno mediante los fondos pospandemia y asciende a 74,6 millones de euros (15 son aportados por la Junta de Extremadura), con el objetivo de que más de un centenar de investigadores y técnicos comiencen a avanzar en estas soluciones. Lo harán estudiando tres vías distintas que suponen un reto para la comunidad científica internacional: hidrógeno verde; baterías y supercondensadores; y energía térmica. Serán los tres caballos de batalla de este centro de vanguardia, que estará en el Cuartillo.

En concreto, ocupará un terreno de 11,6 hectáreas cedido por la Diputación Provincial. La licitación que ahora se publica contempla la redacción del proyecto y la obra de urbanización de cuatro hectáreas de la parcela, así como la construcción de un edificio de investigación de 7.100 metros cuadrados; una planta piloto de 4.000 metros cuadrados de infraestructura científica y técnica, muy versátil, provista con grandes equipamientos para el ensayo de las investigaciones;  y una incubadora de empresas tecnológicas de 1.100 metros cuadrados que se retroalimentarán con el conocimiento del propio centro. El presupuesto se va dividiendo en anualidades hasta 2025.

En concreto, el edificio principal del CIIAE, según detalla FUNDECYT-PCTEX, albergará cien investigadores y personal administrativo en departamentos y laboratorios de investigación, despachos, aularios, unidades de servicios científico-técnicos de apoyo a la investigación y a las empresas, además de la administración del propio centro.

El edificio de planta piloto contará con infraestructura científica y técnica que garantice flexibilidad y adaptabilidad a proyectos de escalado en energía renovable y su integración con las distintas tecnologías de almacenamiento energético desarrolladas por el CIIAE, o por terceros. Estas instalaciones permitirán que las tecnologías desarrolladas puedan ser demostradas a la escala adecuada antes de su implementación industrial.

La incubadora tecnológica estará constituida por laboratorios de investigación independientes, almacenes técnicos, oficinas nido, salas de reuniones y zona de administración y gerencia.

Esta licitación se suma a las publicadas durante junio para dotar a los laboratorios del centro de equipamiento científico – tecnológico. También se ha contratado a través de la Uex a los cuatro directores de área, y seguidamente se irán publicando las convocatorias de selección del personal. Por tanto, los preparativos del CIIAE avanzan a buen ritmo, porque además Europa quiere acelerar las soluciones energéticas que le permitan, por un lado, ayudar a frenar el cambio climático, pero por otro, y muy importante, desarrollar alternativas renovables que hagan posible dejar de depender de las fuentes fósiles de otras regiones del mundo, lo que ahora mismo está provocando una fuerte subida de los precios que asfixia a la UE.

Para ello, el secretario general de Ciencia, Tecnología, Innovación y Universidad, Jesús Alonso, ha precisado que el CIIAE, desarrollado en colaboración con el Gobierno portugués, combinará la investigación básica apoyada por el sector público, el desarrollo tecnológico impulsado por la colaboración público-privada, y la innovación de la industria dentro y fuera de Extremadura. Todo encaminado a “contribuir a resolver los retos tecnológicos y científicos en la gestión de la energía verde mediante el despliegue de las tecnologías de almacenamiento de energía, basado en ion-litio, y de aplicaciones industriales del hidrógeno y producción, almacenamiento y transporte en la industria del hidrógeno a gran escala”, subraya.

El complejo científico cacereño también hará posible desarrollar todo el ciclo del almacenamiento de la energía, desde la química-física de los materiales, hasta su escalado y aplicación, pasando por el ensayo de sistemas de almacenamiento conectados. “Además, contará con infraestructuras singulares que permitan ensayos de equipos de alta potencia, y redes y micro redes para la realización de pilotos de gestión avanzada”, puntualiza el secretario general de Ciencia de Extremadura.