El Pleno del Ayuntamiento de Cáceres aprobó ayer exenciones en las tarifas vigentes del autobús urbano, a favor de los menores de 16 años, desde el 1 de junio hasta el 31 de diciembre de 2023. Durante este periodo, podrán utilizar el servicio sin ningún coste. El bono anterior se considera válido y no hará falta renovarlo.

El concejal de Servicios Públicos, Andrés Licerán, señala que «el objetivo es generar un hábito desde edades tempranas para el uso del transporte colectivo (potenciar la descarbonización), y ayudar a las familias». El edil recuerda que tras la primera implantación de esta medida hay 4.895 usuarios de la tarjeta joven. Y en los cuatro meses que han coincidido la bonificación del 30% del abono y la gratuidad para menores de 16 años, se han registrado 217.506 viajes utilizando este bono. Así, se estima una repercusión económica de 195.923 €. 

Por su parte, Consuelo López, portavoz de Unidas Podemos en Cáceres, ha recordado que esta medida fue propuesta por su formación como condición sine qua non para apoyar los últimos presupuestos municipales.