el barrio pide acciones contundentes contra la situación

Vecinos de Nuevo Cáceres: "Todo el día limpiando las heces de los perros por culpa de sus amos"

Piden más vigilancia policial para controlar a los propietarios

No recoger los excrementos de los perros está tipificado como una infracción leve

VÍDEO | Una vecina de Cáceres protesta por el orín de los perros en la calle

El Periódico

"Los culpables no son los perros, son los dueños, que son unos sinvergüenzas". Desde que inició la obligación de recoger los excrementos de los animales de compañía en Cáceres, son muchas las personas que optan por no hacerlo. Vecinos y empresarios de la barriada de Nuevo Cáceres claman contra los propietarios que huyen de esta obligación en su zona: "Todo el día limpiando las heces de los perros, por la culpa de sus amos".

La ordenanza reguladora de la tenencia y circulación de animales, que entró en vigor en el Boletín Oficial de la Provincia el 22 de septiembre de 1997, obliga al conductor del animal a recoger y retirar los excrementos, incluso a limpiar la parte de la vía pública que resulte afectada, y a depositarlos en bolsas impermeables perfectamente cerradas en los elementos de contención indicados. El hecho de no hacerlo está considerado una infracción leve.

Imagen de heces de perros.

Imagen de heces de perros. / CEDIDA

En junio de 2021, el Ayuntamiento de Cáceres, liderado entonces por Luis Salaya, aprobó una ordenanza de limpieza viaria por la que los propietarios de perros están obligados a limpiar la orina que el animal deje en la vía pública utilizando un envase con un producto adecuado para poder regar la zona con el fin de eliminar o reducir el efecto del orín. Incumplir la obligación tiene una sanción de entre 100 y 750 euros.

"El problema llega cuando pillas a un dueño que no recoge los excrementos, se lo dices, y te cuenta que no es suyo. O cuando dejan los excrementos a las puertas de los comercios, que da una imagen lamentable", son algunos de los testimonios. La Unidad de Protección del Medio Ambiente de la Policía Local de Cáceres -también conocida como patrulla verde- es la encargada de luchar contra los delitos relativos a los animales. "Para qué les vamos a llamar, si cuando lleguen ya no van a estar aquí. Si no les pillan 'in fraganti', no se puede hacer nada", cuentan.