CONSECUENCIAS DEL TEMPORAL DEL JUEVES

Borrasca en Cáceres: nuevo desembalse del Guadiloba y se cae parte de un techo del colegio Cervantes

Las compuertas del Guadiloba se tuvieron que abrir de emergencia de madrugada

El colegio Cervantes amanece con la caída de parte de un techo (enfoscado) en la planta segunda, en la que se ha suspendido la actividad lectiva

Quejas en el centro por la "calefacción estropeada, goteras y la cubierta que se cae"

La Junta de Extremadura asegura que las clases se retomarán el lunes en diferentes espacios y que el servicio de Obras ya actúa para reparar daños

Techo desprendido en el colegio Cervantes.

Techo desprendido en el colegio Cervantes. / CEDIDA

Cáceres recogió el jueves hasta 60 litros por metro cuadrado. Los efectos de la borrasca se hicieron sentir sobre todo por la tarde-noche, lo que ha traído consecuencias: numerosas balsas en zonas de vaguada, "especialmente, en la calle Túnez, donde la Policía Local tuvo que sacar con medios propios un coche. Se cerró el Parque del Príncipe", aunque, según ha explicado este viernes el concejal de Seguridad, Pedro Muriel, "no tenemos constancia de que se hayan registrado caídas de árboles".

Cauce de la Ribera del Marco lleno de maleza.

Cauce de la Ribera del Marco lleno de maleza. / Jorge Valiente

Guadiloba

En cuanto al Guadiloba, ha vuelto a desembalsar. Según Muriel, la cota ayer estaba al 80% "y los servicios ténicos, junto a Canal de Isabel II, estaban pendientes de la progresiónde la cota. Y al final de la tarde se acercaba al 85%, para rozar el 90% de madrugada, cuando se comunicó el desembalse a la Confederación Hidrográfica del Tajo (CHT) El edil manifiesta que la Policía Local "se desplazó a la zona, para evitar que hubiera animales y personas" antes de que se abrieran las compuertas. Fue a las cuatro de la madrugada cuando se ha abierto una compuerta lateral y a las cinco y media se abrió una segunda compuerta.

El concejal destaca que "hemos estado en contacto con los regantes de la zona baja de la Ribera del Marco" y que la Birgada Verde se encuentra en la zona para vigilar. El desembalse, esta mediodía, continuaba "por cuestiones de seguridad". La subida de la cota "fue más rápida de lo que estaba prevista y se tuvieron que tomar medidas de urgencia de madrugada". El desembalse estaba previsto que se realizara a lo largo de este viernes.

La sucesión de borrascas obligaba el pasado 2 de noviembre al Ayuntamiento de Cáceres a realizar un “desembalse controlado” del pantano del Guadiloba, cuando había superado el 82,5% de su capacidad, por lo que se daba la orden de realizar ese desembalse con los nuevos desagües de fondo (para limpiar los lodos de la parte), y “con aviso previo a los hortelanos”, ya que el punto más conflictivo es cuando entra en contacto el agua del embalse con el de la Ribera del Marco.

Desperfectos en el colegio Cervantes.

Desperfectos en el colegio Cervantes. / CEDIDA

Colegio Cervantes

En cuanto al colegio Cervantes, desde el centro se quejan de que "la calefacción está estropeada", una competencia municipal, por lo que ya han dado aviso al ayuntamiento. También de que "la cubierta se cae, hay clases con goteras" y que la Consejería de Educación también ha recibido parte al respecto. El colegio Cervantes ha amanecido con la caída de parte de un techo en la planta segunda, en la que se ha suspendido la actividad lectiva. Además de la caída del techo en el espacio común de la segunda planta, el centro sufre de numerosas humedades y desperfectos que han provocado la queja de los padres de los alumnos, que llevan tiempo pidiendo que se subsanen las deficiciencias del centro escolar.

Respuesta de la Consejería de Educación

Una vez conocida por la Delegación de Educación en Cáceres de la caída de parte del enfoscado de un techo en el CEIP Cervantes de la capital cacereña este viernes, tras la comunicación por parte de la Inspección, se ha desplazado hasta el centro educativo el jefe del Servicio de Obras.

Este responsable ha estado revisando in situ el problema que ha surgido en el colegio, dictaminando que ha habido un desplazamiento en las tejas del tejado, lo que ha provocado que se filtre el agua y que ocasione algún desperfecto en las instalaciones de la segunda planta del edificio.

De forma paralela, se ha decidido desalojar la segunda planta del colegio como medida de precaución.

El próximo lunes los alumnos serán recolocados en otras dependencias del mismo centro educativo, mientras que el Ayuntamiento de Cáceres realiza las obras para solucionar los desperfectos, fijando las tejas y revisando el tejado para conocer el estado general. Esas actuaciones serán coordinadas por técnicos de la Delegación de Educación en Cáceres.

Desde la Consejería de Educación, Ciencia y Formación Profesional se ha lanzado un mensaje de tranquilidad a los padres de los alumnos, tras esta actuación coordinada con el Ayuntamiento de Cáceres.

Además, han querido dar el agradecimiento al equipo directivo del centro por su implicación en la búsqueda de espacios alternativos que permitan continuar con la actividad lectiva.