IMPULSO DE LA DIPUTACIÓN PROVINCIAL Y CAJALMENDRALEJO

Estos son los pueblos de Cáceres que salvan la exclusión financiera

Un total de 85 municipios se han sumado ya a los planes de lucha 

Este viernes se han rubricado 19 convenios, con 620.000 euros para establecer nuevas oficinas

La firma del convenio, en el Salón de Plenos de la Diputación de Cáceres.

La firma del convenio, en el Salón de Plenos de la Diputación de Cáceres. / Jorge Valiente

Las manifestaciones en diferentes pueblos de la provincia por el cierre de sucursales bancarias, que deja a sus habitantes (en su mayoría, gente mayor) excluidos del sistema, han dado sus frutos, tras reproducirse en los últimos años con un efecto llamada. Esto provocó que la Diputación de Cáceres aligerase la convocatoria de ayudas para hacer frente a la exclusión financiera en municipios con menos de 20.000 habitantes. Y el plan provincial alcanza ya un total de 85 pueblos.

En concreto, 53 municipios son los beneficiarios de las dos convocatorias de la Diputación de Cáceres. Sin embargo, si se tiene en cuenta otras fórmulas anteriores o paralelas a esas convocatorias, como ayudas nominativas, desde 2017 la Diputación de Cáceres ha conseguido que 85 municipios cuenten o vayan a contar con prestación de servicios bancarios con oficina bancaria, cajero o ambos, ha precisado la institución y recoge Efe.

19 convenios

De acuerdo con los 19 convenios suscritos este viernes, los gastos se dividen a partes iguales entre ayuntamientos, Diputación y Cajalmendralejo, mientras que la Junta de Extremadura aporta también una ayuda a la parte municipal.

Los alcaldes de Abertura, Belvís de Monroy, Cabañas del Castillo, Cabezabellosa, Cabrero, Casas de Don Gómez, Guijo de Granadilla, Huélaga, Jarilla, Mesas de Ibor, Oliva de Plasencia, Piedras Albas, Santibáñez el Bajo, Tiétar, Torrecillas de la Tiesa, Vegaviana, Viandar de la Vera, Villanueva de la Sierra y Villar de Plasencia han firmado hoy el convenio en el salón de plenos de la Diputación con las partes implicadas.

Por este, durante cuatro años, prorrogables otro más, podrán contar con alguno de estos servicios, el de atención personalizada y cajeros automáticos, si no es con ambos, según hayan elegido.

"Creo que es un hito en el ámbito bancario, no se ha sabido llevar la idea al resto del país, somos pioneros en intentar que la gente de nuestros pueblos, por muy pequeños que sean, de 200 o 300 habitantes, tengan una oficina bancaria o un cajero, obviamente no es rentable por una entidad financiera pero es una apuesta por el mundo rural", ha dicho el presidente de la Diputación cacereña, Miguel Ángel Morales, antes de la firma de los convenios.

En concreto, de los 19 municipios, 13 han solicitado la apertura de oficina bancaria e instalación de cajero, para lo que se cuenta con un presupuesto de 109.544 euros, de los que una tercera parte (36.514 euros) es aportada por la Diputación de Cáceres, y la misma cantidad por la caja y por el propio ayuntamiento, que, a su vez, recibe una parte como ayuda de la Junta de Extremadura.

Dos ayuntamientos han solicitado exclusivamente la apertura de oficina con atención presencial al público, con un presupuesto de 21.077 euros (7.025 euros cada una de las tres partes implicadas), y cuatro ayuntamientos, la instalación de cajero, para lo que se cuenta con 97.318 euros (32.440 euros cada parte).

Para Morales, Cajalmendralejo es un ejemplo de "priorizar el interés social frente al interés económico" con este proyecto, que une a las administraciones públicas con una entidad privada, el interés de ambas para beneficio de los ciudadanos y que inició la presidenta provincial Rosario Cordero, fallecida en diciembre de 2020.

Inclusión financiera

Respecto a si con estos nuevos convenios da por finalizada la "inclusión financiera" en la provincia, Morales ha expuesto que "si algún pueblo quedara, lo veríamos, pero en principio todo aquellos que lo han pedido han sido atendidos; si no lo han pedido es que están atendidos por otro sitio".