ABIERTA LA CONVOCATORIA DE AYUDAS DE LA DIPUTACIÓN DE CÁCERES

1,6 millones para frenar la exclusión financiera en los pueblos de Cáceres

La provincia cacereña es la séptima de España con mayor riesgo de exclusión bancaria

Se trata del segundo plan provincial para frenar el avance del cierre de sucursales.

Se trata del segundo plan provincial para frenar el avance del cierre de sucursales.

Eduardo Villanueva

Eduardo Villanueva

La provincia cacereña es la séptima de España con mayor riesgo de exclusión financiera. Así lo puso de manifiesto este año un estudio del Banco de España, que estipulaba que, al menos, un 15% de los habitantes de la provincia no disponían de un cajero para sacar efectivo, y tienen que desplazarse un mínimo de 5 kilómetros para obtener dinero con la tarjeta.

Las manifestaciones en diferentes pueblos de la provincia por el cierre de sucursales bancarias, que deja a sus habitantes (en su mayoría, gente mayor) excluidos del sistema se han ido reproduciendo a lo largo de último año con un efecto llamada.

Ahora, la Diputación de Cáceres ha abierto la convocatoria de ayudas para hacer frente a la exclusión financiera en municipios con menos de 20.000 habitantes.

Se trata de un segundo plan para frenar la cascada de cierre de sucursales bancarias que, pese a los altos beneficios que declaran anualmente, se siguen produciendo.

Un plan que  cuenta con un presupuesto de 1.594.000 euros para dotar de oficinas y/o cajeros a los municipios afectados por los cierres de instalaciones y medios por parte de las cajas y entidades bancarias.

Un total de 42 municipios han solicitado su inclusión en el programa, tal y como ha explicado el presidente de la Diputación Provincial, Carlos Carlos, entidades locales que cumplen con la premisa de no contar a la fecha con ninguna entidad bancaria que opere en su término municipal.

Con esta convocatoria se subvencionará directamente a los ayuntamientos parte de los costes de instalación de oficinas o provisión de servicios de cajeros en sus localidades, de acuerdo a una serie de premisas:

  • Instalación de oficina y cajero. Las oficinas estarán abiertas al menos una vez en la semana, y un mínimo de 3 horas semanales, durante el periodo subvencionable y los cajeros deberán contar con unas dotaciones mínimas que permitan al menos la disposición de dinero en efectivo, tanto con tarjeta como con libreta así como la consulta de saldos.
  • Instalación de oficina sin cajero. La instalación y apertura de oficinas, ya sea con o sin cajero, supondrá la equipación con todos los elementos que se precisen para su puesta en marcha.
  • Instalación de cajero. Estos deberán contar con unas dotaciones mínimas que permitan al menos la disposición de dinero en efectivo, tanto con tarjeta como con libreta así como la consulta de saldos.

Las solicitudes deberán presentarse de manera telemática por las entidades interesadas en un plazo de 30 días hábiles, a constar desde el día siguiente a la publicación del extracto de la convocatoria de subvenciones.

Los ayuntamientos ejercerán como entidades colaboradoras y receptoras de los fondos de la subvención para proceder a su posterior entrega y distribución a la entidad beneficiaria.

Carlos Carlos ha precisado que el apoyo de la Diputación de Cáceres no termina aquí, “si se van sumando municipios a esa exclusión financiera seguiremos haciendo convocatorias para incluirlos porque el objetivo final de la Diputación Provincial es la lucha contra la despoblación”.